Textos y fotosRedacción Viajeros
Categoría
Compartir

RESTAURANTE. Madame Sushita (Madrid)

Este local sigue las nuevas tendencias de los restaurantes japo fusión inspiradas en el Soho neoyorquino, el Shibuya tokiota o el Hackney londinense, barrios de referencia mundial a nivel socio-gastronómico.

 

Madame Sushita es el cuarto establecimiento que el grupo Sushita abre en Madrid. Este local sigue las nuevas tendencias de los restaurantes japo-fusión inspiradas en el Soho neoyorquino, el Shibuya tokiota o el Hackney londinense, barrios de referencia mundial a nivel socio-gastronómico. Aspira a convertirse en un referente de cocina japonesa de calidad a precios competitivos.

Una de las principales señas de identidad del local es su interiorismo. El estilo está inspirado en los estándares de decoración de 1867, cuando Japón participó en la Exposición Universal de París, creando una fuerte atracción entre Oriente y Occidente. Destacan las grandes estanterías rojas que presiden la entrada, llenas de libros evocadores de clara inspiración oriental, el suelo enmoquetado, la enorme chimenea y las paredes con motivos vegetales y de Art Noveau.

La cubertería y el menaje, la gran mayoría artesanal, también se han seleccionado específicamente para cada plato, buscando una armonía y una experiencia gastronómica completa. En este sentido, el departamento de I+D de Sushita ha estado trabajando con el equipo de chefs más de un año en la elaboración y puesta en escena de cada plato.

El restaurante cuenta con una amplia barra de sushi, donde los sushiman elaborarán la comida de manera artesanal, en vivo y al momento, una cocina de carbón para preparar uno de los platos estrella -el tataki de solomillo-, una terraza de 30m2 -ideal para afterwork-, servicio de limpiabotas y un salón reservado para celebraciones más privadas. Además, están previstas diversas actuaciones de DJs de renombre nacional e internacional.

A nivel gastronómico, la carta incorpora muchas novedades con respecto a los otros restaurantes del grupo. Los principales “estrenos” son los platos a base de pastas frescas con harina orgánica (de uva roja o de tinta de calamar), el arroz jazmín, el trío de ceviches de atún, lubina y pez limón, platos fusión como el tataki de solomillo al carbón con papas y mojo picón, las gyozas de wagyu con mermelada de tomate y albahaca, suculentos maki rolls –entre los que destacan el King Crab (cangrejo real) y el Black Cod (bacalao negro), nigiri de trilogía de atún… No pueden faltar tampoco algunos de los platos más emblemáticos de Sushita: rollitos de pato crujiente con salsa Housin, tempura de gambón rojo al chile dulce o el nigiri de huevo de codorniz con chanquetes, entre otros.

Además de comer cocina japonesa a precios competitivos, la noche se puede terminar tomando alguno de los cócteles de inspiración asiática como ‘El beso del Panda’ o ‘Jardín ZEN’, que ya han tenido éxito en otros locales.

Dirección: Paseo de la Habana, 15 (Madrid)
Reservas: 91 831 55 41
Web: www.sushitacafe.es
 

Guardar

Atrapallada era un restaurante gallego, de esos de toda la vida, de Madrid. Siempre fue un lugar de encuentro donde celebrar grandes acontecimientos familiares –ya que con una reserva en este mesón el éxito estaba asegurado– o donde tomar un vino al salir del trabajo. Hoy día es todo eso y mucho más.

Más experiencias seleccionadas para ti