Compartir

COPENHAGUE LOW COST

Copenhague dispone de una oferta turística que se adapta a todas las edades y preferencias. Paisajes de vanguardia, historia, arte, cultura, diseño, arquitectura, compras, gastronomía, naturaleza o vida nocturna pueden salir a un precio muy asequible. Os daremos todas las claves para estirar el dinero.

Copenhague dispone de una oferta turística que se adapta a todas las edades y preferencias. Grupos de amigos, familias o parejas encontrarán, sin duda, un espacio adecuado a sus gustos. Paisajes de vanguardia o cargados de sabores antiguos, historia, arte, cultura, diseño, arquitectura, compras, gastronomía, naturaleza, tranquilidad o vida nocturna pueden salir a un precio muy asequible. Os daremos nueve claves para estirar el dinero tanto como se pueda.

(Viajeros, edición digital octubre 2012) Fuente: VisitDenmark Fotos: www.denmarkmediacenter.com / www.copenhagenmediacenter.com

1) Cómo llegar a Copenhague

Desde España parten vuelos de compañías low cost como Iberia Express, Vueling, easyJet, Norwegian.com, Air Berlin, o, incluso, es interesante consultar las ofertas online de Iberia y SAS.


2) Dónde dormir en la capital danesa

Alojarse en un hotel de diseño a precio low cost es factible. El Danhostel Copenhagen City, un céntrico hostal de cinco estrellas decorado por la firma danesa Gubi, ofrece habitaciones desde 20 Euros. Otra opción céntrica es Generator Copenhagen, a pocos minutos de la plaza principal Kongens Nytorv. Pero lo hoteles económicos no terminan ahí, los Zleep Hotel, alojamientos modernos, bien situados y con precios a partir de 27 Euros; hoteles Cabinn, habitaciones dobles por 84 Euros y Wakeup Copenhagen, de la cadena Arp-Hansen Hotels, que con 510 habitaciones donde incluye algunas para no-fumadores, alérgicos y familias (estancias comunicadas).

Por último, los hoteles Comfort, que en su división
Choice Hotels ofrece buenos precios en Internet, y los Sleep In, tipo albergue, con dormitorios y baños compartidos. Existen varios en Copenhague, en el animado barrio de Nørrebro se hallan por ejemplo, el Sleep in Heaven y el ecológico Sleep in green.

Más inf. en www.visitdenmark.com/booking

3) Ahorrar en el transporte: CPH Card

Viajes ilimitados (24 o 72 horas) en todos los medios de transporte y entrada a más de 60 museos. Cubre, además, las áreas del norte de la ciudad, hasta el castillo de Hamlet en Helsingør, o hacia el oeste, la ciudad vikinga de Roskilde. Precios: 31 Euros la de 24 horas y 62 la de 72 horas. Inf. en www.copenhagencard.com


4) La bicicleta al poder: trasporte eco-sostenible

En Copenhague es conveniente imitar a los Københavner (los habitantes de Copenhague): hay que ir en bicicleta. Existen más de 2.000 City Bikes, fácilmente reconocibles en los 110 aparcamientos del centro. El vehículo es gratuito, solo hay que dejar un depósito de DKK 20 (como en el carro de un supermercado) que se recupera en el momento de la devolución. Están disponibles desde abril hasta noviembre. 

5) Un día en el museo

Aún sin la CPH card, con un poco de organización se pueden visitar muchos museos en Copenhague sin gastar nada, gracias a los días de entrada libre. Los miércoles por la tarde, por ejemplo, es posible visitar el Danish Design Center y el Danish Architecture Center. El domingo es el turno del Ny Carlsberg Glyptotek, museo que realiza un recorrido desde el Antiguo Egipto y la Roma Imperial hasta Courbet, Manet, Degas, Monet y Gauguin. Si la visita a las pinacotecas da un poco de sed, es interesante terminar la excursión en Carlsberg donde disfrutar de una exposición sobre el fundador, degustar los productos, etc. En el precio de la entrada (DKK 65) ya van incluidas dos cervezas.

6) Excursiones por Copenhague

La ciudad dispone de muchos otros atractivos cuyo coste también es asequible. A mediodía, en el castillo de Amalienborg, la residencia de la reina Margarita, tiene lugar el cambio de la guardia. Siguiendo el muelle es posible, además, visitar otra figura de relieve de la ciudad, la Sirenita, en Langelinie.


El clásico paseo en barco por el puerto puede realizarse al precio de un billete de autobús. Es suficiente con coger un bus acuático para admirar de la mejor manera imponentes obras arquitectónicas como la Opera, el Teatro Real y el hipnotizante juego de luces sobre las paredes del Diamante Negro, que alberga la Biblioteca Real. Para un breve descanso, los parques de Copenhague son verdaderos oasis en el corazón de la ciudad y, cuando el tiempo lo permite, un lugar perfecto para un tranquilo picnic. En el parque Kongenshave se puede admirar el castillo de Rosenborg, mientras que en los jardines de Frederiksberg se hallan bancos en las riberas de los canales y una espectacular vista sobre la nueva residencia de los elefantes, diseñada por el arquitecto Norman Foster, en el interior del Zoológico de la ciudad. Si aún queda tiempo, es aconsejable acercarse a Christiania, donde más de cincuenta cooperativas llevan a cabo actividades artesanales, culturales, teatrales etc. Christiania posee su propia escuela infantil, panadería, sauna, fábrica de bicicletas, radio, talleres de restauración, cine, bar, restaurantes y lugares para espectáculos.


7) Nos vamos de compras o, al menos, a ver escaparates

Es imprescindible en la capital del diseño dar una vuelta por la calle peatonal Strøget y perderse entre la infinidad de negocios y showrooms que proponen lo mejor de la producción danesa. En la segunda planta del Royal Copenhagen se pueden encontrar auténticos chollos en sus famosas porcelanas, al igual que otro tipo de productos en los grandes almacenes Illum y Magasin. En el barrio de Østerbro, tiendas de ropa, delicatessen, de productos biológicos y de niños. Para adquirir modelos vintage y accesorios muy originales el mejor sitio es la zona de Vesterbro.

8) Una salida nocturna por la ciudad

A los españoles nos gusta la cerveza, por lo general, y allí se tiene la oportunidad de saborear algunas muy especiales en las micro cervecerías repartidas por la ciudad donde, a menudo, también es posible acompañarla con platos típicos. La vida nocturna es animada y lo demuestra Vega, uno de los mejores espacios para conciertos de Europa (viernes y sábados de 23h a 5 am, hasta la 1am es gratuito). También se puede acudir a Culture box, local underground por excelencia (de jueves a sábados, entrada entre 4 y 13 Euros) y Barbarellah, meta preferida de la vida nocturna del barrio de Østerbro (dj-set/restaurante/cocktail bar/lounge/galería de arte y tienda de moda). Una de las mejores discotecas es Loppen, histórico local dentro de Christiania.
Otras sugerencias en www.aok.dk o www.visitcopenhagen.com


9) Picar a buen precio
Para desayunar los danish pastry (Wienerbrød) se venden en las panaderías, donde también se puede tomar un café o un chocolate. En las tiendas Emmerys habría que aprovechar para degustar tartas y bizcochos caseros, cafés seleccionados y leche biológica. Si apetece tomar un desayuno más sustancioso mejor decantarse por un brunch en algún café.

Para una comida a buen precio es aconsejable recorrer Nørrebrogade o bien probar el hot dog danés en uno de los muchos Pølsevogn de la ciudad, los carritos ambulantes. Otro plato típico es el Smørrebrød, parecido a un bocadillo de centeno relleno. Echad un vistazo a los restaurantes y bares de los museos que a menudo ofrecen cocina elaborada a precios módicos.

Si te ha interesado este reportaje puedes compartirlo en redes sociales (Facebook o Twitter) o bien continuar leyendo otros artículos sobre Dinamarca como Copenhague, capital efervescente. ¡Gracias!

Más experiencias seleccionadas para ti