Revista Viajeroshttp://www.revistaviajeros.es
disminuir fuente ampliar fuente

BADAJOZ. LA RUTA DEL JAMÓN

 

  • Guía práctica
  • Reportaje
Badajoz. La ruta del jamón

Si seguimos la pista de uno de los productos gastronómicos que más identifica a nuestro país, el jamón ibérico, acabaremos recalando, tarde o temprano, en el sur de Extremadura. Allí, entre un paisaje fabuloso de enormes dehesas, descubriremos pueblos que conservan toda su esencia, lejos de la masificación turística de otros lugares.

En la provincia de Badajoz existen diferentes rutas del jamón cuyos itinerarios se agrupan siguiendo las áreas geográficas de cada comarca. Nosotros nos hemos hecho la nuestra propia, que recorre algunos de los municipios pacenses más conocidos en cuanto a este manjar se refiere. Y nos hemos centrado en el sur, justo en la frontera con Andalucía, a este lado de Sierra Morena, donde los pueblos son una mezcla de estilo árabe-andaluz y castellano, en los que conviven hileras de casas encaladas con palacetes y castillos. El ejemplo más claro es Zafra, la primera localidad de nuestra ruta según bajamos por la A-66/ N-630 desde Mérida. La ciudad de las ferias por excelencia fue y es un enclave señorial y ganadero, y, aunque aquí no hay fábricas de jamón, sí que podemos encontrar gran número de tiendas donde comprar los mejores productos derivados del cerdo ibérico, además de los restaurantes más selectos.

La islámica Safar (junio en árabe) debe su nombre a las importantes ferias que ya tenían lugar en época musulmana durante ese mes. Muchas de esas actividades comerciales se desarrollaban en la Plaza Chica, uno de sus rincones más peculiares. Es la típica plaza medieval donde, aún hoy, podemos disfrutar de detalles de la época como una marca en una de las columnas del arquillo del Pan, que es el patrón que servía como medida de la vara medieval. Con la expansión de la villa, en el siglo XVI se trazó la Plaza Grande, también porticada pero con una finalidad más lúdica y social. Hoy, las dos están repletas de terrazas de bares y restaurantes, aunque en verano sólo se llenan por la mañana y cuando el sol comienza a esconderse, claro. Durante el resto del día, mejor es buscar la sombra. Nosotros lo hemos hecho en el Parador, el antiguo palacio de los duques de Feria, donde, al mismo tiempo que nos refrescamos en su curiosa cafetería repleta de espejos, podemos admirar el patio diseñado por Juan de Herrera y los artesonados del Salón dorado.

El espectáculo de la dehesa

Las tonalidades áureas y pajizas las encontramos también de nuevo en la carretera rumbo al sur, hacia Jerez de los Caballeros. Es verano, tiempo de cosecha, y los campos de cereales lucen en todo su esplendor. Poco después, el paisaje cambia y, hasta donde alcanza la vista, todo se vuelve dehesa. Estos bosques de encinas o alcornoques son una creación del hombre, una intervención en la Naturaleza durante siglos, que no ha resultado perjudicial para la misma sino todo lo contario. La dehesa es un sorprendente ecosistema del que se aprovecha la vida salvaje y el hombre, pues el estrato inferior, dedicado a pastizales y matorrales, ha servido tradicionalmente para el mantenimiento del ganado, la caza y otras actividades forestales. Y es el lugar donde se crían los cerdos de raza ibérica que darán los jamones y otros productos de igual riqueza gastronómica.

Entre dehesas llegamos, pues, a Jerez de los Caballeros, un atractivo enclave que conoció su etapa de esplendor bajo los caballeros templarios, tras ser arrebatada a los árabes por Alfonso IX en 1230. Una ruta turística permite recorrer los lugares relacionados con la Orden del Temple, ¡aunque aquí la visita más demandada es la de las fábricas chacineras! El Salón del Jamón Ibérico, en el mes de mayo, es la apoteosis de este producto gourmet. Durante el mismo, se organizan jornadas gastronómicas, degustaciones o concursos para calificar el mejor jamón mediante catas a ciegas. Otra ocasión para acercarse es precisamente en verano, para asistir, en agosto, a una de sus tradiciones más arraigadas y peculiares: la quema del rabo del diablo, un rito ancestral centrado en el poder purificador del fuego, cuyo origen se diluye en el tiempo.     
 
En la Vía de la Plata

Salimos hacia Fregenal de la Sierra, el pueblo donde están los mataderos más grandes de la zona y cuya arquitectura repite la de los lugares anteriores. Igual de interesantes, Higuera la Real, Segura de León, Cabeza de Vaca y Calera de León son los siguientes jalones con los que nos encontramos antes de coger la estrecha carretera que nos conduce hasta el Monasterio de Tentudía. De nuevo el paisaje cambia y ahora son los pinares, salpicados de robles y alcornoques los que toman el relevo. El monasterio, que sin duda conoció tiempos mejores, está emplazado en la cima más elevada de la provincia (1.104 metros). Lo más curioso de todo es su nombre, urdido por la imaginación popular, que provendría de una invocación a la Virgen por parte de las tropas cristianas en una decisiva batalla de la reconquista. “¡Santa María, detén tu día!”, exclamó el maestre Pelay Pérez Correa cuando la noche llegaba en el momento en que la contienda anunciaba un inminente triunfo. Evidentemente el sol se detuvo, los sarracenos no pudieron huir en la oscuridad y fueron vencidos. Hablando de la leyenda continuamos la ruta hasta Monesterio, dejando atrás una nueva sucesión de dehesas donde, junto a los cerdos, pacen las cabras de las que saldrá después la leche para elaborar quesos casi tan reputados como los jamones. Esta localidad, que cuenta también con un importante grupo de empresas chacineras, celebra en agosto el Día del Jamón de Monesterio, que atrae a numerosos profesionales, ganaderos y curiosos que se acercan a disfrutar del concurso de cortadores de jamón. Después, bocadillos para todos. Por el pueblo pasa bastante gente, pues es la puerta sur de la Vía de la Plata en Extremadura. Era el lugar donde se cobraba el portazgo a los viajeros, como se puede aprender en el centro de interpretación dedicado a este ramal del actual Camino de Santiago que fue la columna vertebral del oeste de la Iberia romana.

Los pueblos de la Campiña Sur

Llerena es la penúltima etapa de nuestro viaje. La Orden de Santiago la eligió como núcleo principal de la provincia de León en Extremadura y fue sede del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición. Este dato no es muy halagador, pero da cuenta de su relevancia pasada, de la que ha heredado espectaculares palacios (algunos transformados hoy en magníficos hoteles, como la Hospedería Mirador de Llerena), casonas, iglesias y edificaciones que le han valido ser declarada Conjunto histórico artístico. En julio tienen lugar las jornadas gastronómicas Llerena Monumento Gastronómico, en las que diferentes restaurantes preparan  menús que recrean las cocinas de otras épocas (el medievo, la Conquista) o los pueblos que pasaron por aquí: romanos, mudéjares, sefardíes, etc.
Y por fin, siguiendo siempre el camino hacia el este, llegamos a Azuaga, una de las localidades más bonitas de esta ruta por su amplio y bien conservado patrimonio monumental y urbano. La iglesia de la Consolación, que más parece una catedral, es una de las más importantes de la provincia en su estilo y la segunda en extensión. Pero si hay algo que no hay que dejar de visitar en Azuaga es su Museo Etnográfico, donde a través de las visitas guiadas gratuitas se puede seguir no sólo la historia del pueblo, sino de toda la región. Entenderemos la importancia que tuvieron las minas de plomo que funcionaron hasta la mitad del siglo XX y, por supuesto, la decisiva relevancia de la industria del jamón ibérico para su desarrollo en las últimas décadas.

Si deseas descargarte el artículo completo puedes hacerlo bajando el pdf adjunto. Gracias por compartirlo.
 
CÓMO LLEGAR
El viaje en coche hasta el sur de Badajoz es bastante cómodo. Desde Madrid, la A-5 nos lleva hasta Mérida, donde hay que enlazar con la A-66 hasta Los Santos de Maimona. Desde allí, unos pocos kilómetros más en la  N-630 y la EX-101, nos conducirán hasta Zafra, que puede ser el punto base desde donde moverse. Desde el sur de la Península, la A-66 lleva directamente desde Sevilla hasta Monesterio.

CUÁNDO IR
Cualquier época es buena para hacer esta ruta. que discurre entre dehesas que diseñan decenas de paisajes diferentes a lo largo del año. En primavera está espléndida, cubierta de flores moradas, rosas y blancas, pero un momento perfecto será el periodo de la montanera, cuando maduran las bellotas de encinas y alcornoques (de septiembre a marzo).

DÓNDE DORMIR
• Hotel Parador Zafra Duque de Feria. Conserva elegantes elementos decorativos de la época, como artesonados, herrajes y arcones. Plaza Corazón de María, 7. Zafra. Tel. 924 554 540,
www.parador.es
• Hospedería Mirador de Llerena. El antiguo palacio conocido como Casa de Doña Mariana es hoy uno de los hoteles de la red de Hospederías de Extremadura. 20 habitaciones dobles, 4 superiores y una suite en un elegante entorno novecentista. Alojamiento y desayuno a partir de 70 Euros. Aurora, 7. Llerena. Tel. 924 870  597,
www.hospederiasdeextremadura.es

DÓNDE COMER
La Red de Gastronomía Autóctona Miajones ha sido todo un descubrimiento en este viaje. Fogones de expertos maestros cocineros con los mejores productos de la región permiten disfrutar de exquisitas elaboraciones gastronómicas. Algunos de estos restaurantes son:
• La Dehesa. Muy buena representación de la tradición culinaria de la Campiña Sur: ibéricos, retintos, lechales, cabritos y variados platos de caza. Padre Tena, 59. Azuaga. Tel. 615 634 211,
www.ladehesadeazuaga.com
• Moba. Situado en el Hotel Convento San Diego, en la comarca de Tentudía, es todo un estandarte de la alta cocina extremeña. Su carta cambia en cada temporada. Convento s/n. Fuentes de León. Tel. 924 724 188.
www.hotelconventosandiego.com
• El Rinconcillo.  Propuestas gastronómicas de aires renovados pero con una fuerte impronta de la cocina histórica extremeña. Paseo de Extremadura, 67. Monesterio. Tel. 924 517 001,
www.restauranteelrinconcillo.com
 
NO TE PIERDAS...
El llamativo Museo Etnográfico de Azuaga, que cuenta con una colección de más de 7.000 piezas. Es gratuito y ofrece visitas guiadas que ayudarán a entender la historia de toda la región. Muñoz Crespo, 19. Azuaga. Más  información en
www.azuaga.es

EL TURISMO DEL JAMÓN
La Secretaría General de Turismo ha puesto en marcha, junto a otros organismos estatales y regionales y las cuatro D.O.P del jamón ibérico, el Club de Producto Ruta del Jamón Ibérico, que permitirá realizar visitas turísticas de calidad a los territorios donde se produce este alimento. Uno de los atractivos de esta ruta son los secaderos de jamón. En los pueblos que nosotros hemos recorrido por el sur de la provincia de Badajoz se pueden visitar algunos como Jamón y Salud, en Llerena (Tel. 924 873 837) o Jamonesterio, en Monesterio, (
www.jamonesterio.com). Para ello basta con hacer una reserva telefónica con antelación.

LA MONTANERA
La  montanera es la fase final y crucial en la vida del cerdo ibérico, donde se cría en libertad en la dehesa. El periodo de la montanera trascurre de septiembre a finales de febrero, coincidiendo con la época de maduración de las bellotas. Durante estos meses, los cerdos, que entran con una media de 90 kilogramos, pueden llegar a engordar otros 70, gracias al menú de bellotas de encinas y alcornoques, además de bulbos y gramíneas. Cada animal necesita cerca de una hectárea de dehesa para sí solo. La bellota, por su elevado contenido en hidratos de carbono, les aporta energía. Esta alimentación y el hecho de que el cerdo esté constantemente en movimiento para localizar su comida, es la base de la calidad de su carne  y de la formación de la famosa grasa entrevetada del jamón ibérico. Así, la conservación de la dehesa es crucial, no sólo por su alto valor ecológico, sino para poder disfrutar de este auténtico manjar.

DIRECCIONES PRÁCTICAS
Turismo de la provincia de Badajoz
www.turismo.badajoz.es
www.dehesa-extremadura.com
 

 


Badajoz. Ruta del Jamón © Juanjo Isidro y otros



Badajoz. Ruta del Jamón © Juanjo Isidro y otros



Badajoz. Ruta del Jamón © Juanjo Isidro y otros



Badajoz. Ruta del Jamón © Juanjo Isidro y otros



Badajoz. Ruta del Jamón © Juanjo Isidro y otros



Badajoz. Ruta del Jamón © Juanjo Isidro y otros



Badajoz. Ruta del Jamón © Juanjo Isidro y otros


    Archivos adjuntos:
 
Badajoz. Ruta del jamón PDF [5170Kbs.]



Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2011 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative
Comparte: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google +1 Guardar en mis favoritos de Del.icio.us Guardar en mis favoritos de Google Bookmarks Guardar en los favoritos de My Yahoo! Enviar a Menéame Comparte en tu página
Infórmate: