Revista Viajeroshttp://www.revistaviajeros.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

disminuir fuente ampliar fuente

HOTEL SPA SALINAS DE IMÓN

 

 

 

 

El hotel Spa Salinas de Imón es especial principalmente por dos motivos: el edificio histórico en el que se encuentra y su privilegiado entorno. Este establecimiento ocupa una antigua casa señorial del siglo XVII que antes había sido un convento y que en el siglo XVIII se convirtió en posada real para acoger al rey Carlos III en su visita a las salinas de Imón. Tras esa visita, el edificio se transformó en oficinas y residencia de los adminis-tradores de la explotación salinera. Por lo tanto, su historia está ligada a la sal casi desde sus inicios. Puede sorprender, en principio, la presencia de esta sustancia en Guadalajara pero es algo normal ya que el mar llegaba hasta aquí hace 250 millones de años.

 

 

 

 

Acogedor y moderno

 

Los espacios que hoy día podemos disfrutar en este hotel lucen más acogedores tras la reforma que se realizó en 1988 para recuperar sus elementos originales. Sus gruesos muros de sillares y mampostería son visibles en los salones y en la biblioteca con chimenea. Esa misma línea de autenticidad siguen sus 11 habitaciones decoradas con antigüedades. Cada uno de estos dormitorios muestra sus propias particularidades e historia, como la habitación de Carlos III, en la que pernoctó el monarca y que ha sido decorada acorde con aquella época; o la habitación china. Si la escapada es romántica, una de las habitaciones más íntimas y sugerentes es el Palomar, situado en una de las dos torres de la mansión.

 

 

 

 

Relax y salinas

 

 

La propuesta en este hotel, ubicado en Imón, una población de 40 habitantes, no puede ser otra que de relax. Puedes comenzar el día paseando por el jardín, darte un baño en la piscina antes de disfrutar del spa y visitar las salinas romanas (aún en activo y a solo 8 minutos a pie). Tras la caminata nada te sentará mejor que los manjares que ofrece el restaurante del hotel que basa sus platos en la cocina de mercado. No te dejarán indiferente las migas de pastor, el pastel de cabracho o su tartar de salmón.


 

 

 

Texto:  ViajeroS Fotos: Nines Mínguez

 

Información


Hotel Spa Salinas de Imón
Imón (Guadalajara)
Tel. 949 397 311
www.salinasdeimon.com
Doble desde 80 euros

Guardar

Guardar

Guardar



Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2011 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative