Categoría
Compartir

LOGROÑO. Fiestas de San Bernabé (7 al 12 de junio)

En los próximos días algo mágico va a ocurrir en Logroño. Si un visitante despistado aterriza en la capital riojana del 7 al 12 de junio se quedará boquiabierto. Son las fechas de las Fiestas de San Bernabé, y la ciudad, un año más, se engalanará para celebrar esta curiosa tradición. Nobles, campesinos y clérigos, ataviados con vestimentas del siglo XVI pasearán por el casco antiguo de Logroño.

En los próximos días algo mágico va a ocurrir en Logroño. Si un visitante despistado aterriza en la capital riojana del 7 al 12 de junio se quedará boquiabierto. Son las fechas de las Fiestas de San Bernabé, y la ciudad, un año más, se engalanará para celebrar esta curiosa tradición.

Revista Viajeros (edición digital, junio 2013)

Nobles, campesinos y clérigos, ataviados con vestimentas del siglo XVI, pasearán por el casco antiguo de Logroño entre pasacalles, timbales, clarinetes y llamativas exhibiciones, a la vez que títeres y marionetas divierten a los niños que, poco antes, se habrán sorprendido con el campamento militar francés asentado en el Parque del Ebro cercano a la Muralla del Revellín. Y, entre todo el jolgorio, un grito destacará por encima de todos: ¡A las armas!


Las historia de las Fiestas de San Bernabé

Allá por el año 1521... Dos temibles enemigos, Carlos I de España y Francisco I de Francia, pretenden la Corona Imperial que ha heredado el primero. Ambos poseen, además, intereses en territorio italiano por los que pugnan. Van a tener su primer encuentro militar en suelo hispano… El rey francés apoya secretamente todos los movimientos que se alzan contra su contrincante. Con la excusa de reponer en su trono a los monarcas navarros, Francisco I envía tropas francesas: treinta mil aguerridos soldados toman Pamplona y prosiguen su avance hasta el Ebro. La invasión de Castilla ha comenzado.

El 25 de mayo de 1521 sitian Logroño. Pero Los logroñeses no se amilanan: se organizan y forman una junta de defensa para defender valerosamente y con gallardía la ciudad. Dieciséis largos días dura el asedio y, por fin, llegan los refuerzos al mando de Antonio Manrique de Lara, Duque de Nájera: 4.000 soldados se aproximan a Logroño, forzando el día 11 de junio, festividad de San Bernabé, la retirada y huida de las tropas francesas a las que persiguen y abaten días después en Noain. Por eso Bernabé es el santo patrón de la ciudad, que celebra su Voto anualmente y en cuyo escudo lucen, por la heroicidad de sus ciudadanos, las tres flores de lis francesas.


Disfrutar de San Bernabé

Como decíamos, Logroño vivirá del 7 al 12 de junio unos días memorables en conmemoración del capítulo de la Historia que acabamos de recordar.  La animación del casco antiguo será muy llamativa y no faltan actividades para que todos, independientemente de su edad, disfruten. Por ejemplo, se puede aprender en los distintos talleres ofrecidos (de tiro con arco, de acuñación de moneda, de cerámica, etc.) o divertirse con las exhibiciones programadas: demostraciones de cetrería, de combates, maniobras y reyertas, de títeres y marionetas, danzas en la calle, etc. A todo esto debemos sumar el mercado que se organizará, con los vendedores vestidos con indumentaria de época. Y cómo no, hay que acercarse a la Calle Mayor donde se instalará el Campamento de las Milicias Logroñesas y por donde desfilarán  equipadas con el armamento típico del siglo XVI.


Una celebración muy solemne

Además, las fiestas tienen una dimensión religiosa. La ciudad celebrará una serie de actos solemnes a lo largo de tres días:

• El 10 de junio (víspera de San Bernabé). En la puerta del Ayuntamiento, se procede a la “llamada a Concejo” en cumplimiento del Voto de 1522. A continuación, se va en procesión hasta las Murallas del Revellín, realizándose paradas para recoger las imágenes de San Bernabé y la Virgen de la Esperanza. Ya en las murallas, el público asistente disfruta con la ofrenda floral y las danzas riojanas para seguir durante todo el día una programación de historias cómicas en la Plaza de la Oca, guiñoles, pasacalles, Comedia del Sitio en la Plaza de San Bartolomé y un espectáculo de fuegos artificiales en el Parque de La Ribera.


Festividad de San Bernarbé (11 de junio). En comitiva se va hacia la Concatedral de La Redonda, donde tiene lugar la celebración de la Misa Solemne, oficiada por el Obispo de la Diócesis. Una vez finalizada, tiene lugar la procesión cívico-religiosa, con las imágenes de San Bernabé y de la Virgen de la Esperanza. Durante el recorrido, tienen lugar los tradicionales “banderazos” realizados por la Alcaldesa en lugares emblemáticos del casco antiguo. Al llegar al Revellín, el Obispo bendice los panes y los peces que la Cofradía del Pez ofrece a todos los ciudadanos, en conmemoración del asedio a la ciudad.

• Al día siguiente al de San Bernabé, 12 de junio, tiene lugar la Misa de Réquiem en sufragio de los héroes de la defensa de la Ciudad en 1521. Concluidos los actos religiosos, se procede a la devolución de la imagen de la Virgen de la Esperanza a la iglesia de Santiago el Real y la de San Bernabé en la Concatedral de La Redonda. A continuación, la corporación se dirige hacia el lugar donde las Peñas Logroñesas han cocinado un guiso de toro para ofrecerlo a los vecinos, en cumplimiento del Voto de San Bernabé.

También te puede interesar:

La Rioja. Haro, Luces de Modernidad. "La nueva edición de la muestra La Rioja Tierra Abierta comenzó el pasado 22 de marzo y estará presente hasta el 13 de octubre de 2013 en Haro. Su eje central es el esplendor industrial y la apuesta por la modernidad de esta ciudad desde finales del siglo XVIII hasta el siglo XIX."

Más experiencias seleccionadas para ti