Textos y fotosDavid Santiago
Compartir

FOTOGRAFÍA. Los retratos

Seguramente, el retrato es la modalidad fotográfica más extendida, tanto a nivel aficionado como profesional. Con el tiempo nos vamos decantando por la modalidad que más nos gusta e incluso desarrollamos un estilo personal, aunque los retratos son una constante. Os ofrecemos los mejores consejos para triunfar como 'retratistas'.

Pero no por ser el tipo de fotografía más común es el más sencillo. Conseguir hacer un buen retrato requiere un nivel de conocimiento fotográfico alto, ya que debemos ser capaces de plasmar la personalidad o incluso lo que piensa la persona retratada. Un buen retrato debe transmitir el estado de ánimo del sujeto y no caer en una mera representación gráfica del ser humano.

Consejos prácticos para realizar retratos:

Los siguientes consejos, fáciles de aplicar, ayudarán a conseguir notables mejorías y marcarán la diferencia entre una foto amateur y otra que empieza a parecerse más a la de un profesional.

1. Elige bien el material fotográfico. Los objetivos más recomendados son el 35mm, 50mm y 100mm o cualquier focal entre ambos. Por ejemplo, el 60mm lo utilizan muchos retratistas. Los teleobjetivos nos ayudarán a no tener que acercarnos demasiado al modelo, con lo que este se sentirá más relajado; evitaremos distorsiones
en la perspectiva, como por ejemplo  narices o barbillas muy pronunciadas y nos permitirán trabajar con profundidades de campo muy pequeñas, aunque al principio esto entrañe mucha dificultad.

2. La composición juega un papel muy importante. Al principio, intenta que el retrato ocupe buena parte del encuadre.  Una vez que tengas práctica, juega a colocar a la persona en un extremo, a que interactúe con otros elementos, sin olvidar que siempre debe llamar la atención sobre lo demás.

3. Emplea fondos homogéneos que no distraigan la atención del observador. Si además este aparece desenfocado, tendrás la mitad ya hecho.

4. Intenta trabajar con luces suaves y evita las directas. Las sombras resaltan las facciones de la cara, aunque no deben ser muy duras. Para ello, lo mejor es la luz lateral acompañada de algún tipo de difusor o un buen reflector, incluso ambos a la vez. Lo que nunca debes hacer es colocar el flash encima de la cámara de fotos.

5. Intenta que el sujeto quede perfectamente enfocado. No hay nada peor que una cara desenfocada.

6. Observa con detenimiento a la persona que vas a fotografiar. Busca sus atributos más sobresalientes e intenta que estos destaquen sobre los demás.

7. La edición juega un papel decisivo. Es necesario que adquieras unos conocimientos básicos que te permitan trabajar las texturas de la piel. En cualquier caso, prueba a utilizar un filtro difusor suave.

8. Si las condiciones de luz van a ser constantes, utiliza el modo manual. Si no, es aconsejable el modo de prioridad de apertura.

9. Evita los días muy soleados, principalmente cuando el sol se encuentre en el cenit. El atardecer y el amanecer son los mejores momentos.

10. Un recurso que funciona muy bien es pedir al modelo que incline ligeramente la cabeza. En el caso de la mujer da igual un lado que otro, pero en los hombres es mejor que lo hagan hacia el lado opuesto de su hombro más cercano a la cámara.

11. Si quieres fotografiar varias personas a la vez, lo mejor es que las cabezas se sitúen a diferentes alturas. Por ejemplo, en el caso de una familia, el padre deberá colocarse detrás, la madre sentada en una silla, un hijo encima de sus rodillas y otro de pie.

12. Los retratos hechos en el interior de una casa requieren de fuentes de iluminación artificial. Coloca al sujeto cerca de una ventana y pon el flash encima de la cámara con el cabezal hacia arriba para que la luz rebote en el techo.

13. Si fotografías bebés ten paciencia. Debes saber que el flash puede producir daños irreparables en sus ojos si lo sitúas muy cerca.

14. El típico retrato con el sol ocultándose por el horizonte se consigue colocando la cámara en modo manual y midiendo puntualmente al lado del sol. Posteriormente coloca el flash en un lateral en modo TTL e intenta sobre-exponer un par de puntos de luz.

 

Equipo recomendado para realizar buenos retratos fotográficos

Para esta disciplina nos va a dar igual que la cámara sea full frame o que tenga factor de multiplicación. Sobre los objetivos recuerda que lo ideal es una gama comprendida entre los 35mm y los 100mm. Precisas, al menos, un flash que pueda dispararse separado de la cámara y un reflector grande. Si tienes otro flash lo mejor es colocarlo detrás del modelo para darle volumen al pelo. Los filtros difusores le aportan suavidad a la imagen, aunque este efecto podemos trabajarlo durante la edición. Evita utilizar el trípode.

David Santiago García, un profesional dedicado a la fotografía de naturaleza, ofrece en esta obra una completa guía, explicada paso a paso, con ejemplos y datos prácticos para que consigas realizar las imágenes de paisajes que siempre has soñado. El autor comparte su experiencia como fotógrafo; su técnica y numerosos consejos que permiten conseguir fotos de gran belleza en las que se refleja la magia y espectacularidad de la Naturaleza. El fotógrafo ante el paisaje es una completa guía donde se recoge una gran selección de su obra gráfica realizada durante sus viajes alrededor del mundo. Tras su lectura dominarás los secretos de esta modalidad fotográfica y te sorprenderán los resultados. Disponible en librerías y en www.fotoruta.com

Guardar

Texto y fotos: David Santiago

Amaneceres y puestas de sol de infarto, nubes con formas caprichosas, grandes nevadas que cambian por completo el paisaje en cuestión de horas, cielos que parecen anunciar el fin del mundo o tormentas que nos sorprenden en medio del monte. La montaña exige experiencia, estar bien preparados, llevar el equipo adecuado y mucho sentido común.

Texto y fotos: Editorial Viajeros

La agenda cultural madrileña ofrece a los amantes de la fotografía y los viajes exposiciones de autores tan reconocidos como Chema Madoz, Cristina García Rodero y Ángel Lopez Soto.

Más experiencias seleccionadas para ti