Compartir

CIUDAD REAL. Con mucho arte

Del Teatro a Almodóvar, de Almagro al Cine, del Quijote a la Naturaleza, de Las Tablas a los caballeros de órdenes religiosas. Este rincón manchego, conocido como Campo de Calatrava, tiene mucho que enseñarnos y nos vamos a servir de la Ruta Cinematográfica del célebre cineasta para descubrirlo. Toma la claqueta y comienza el rodaje de tu propia película

[*TIPO18,2909,660,350*]

  • Guía práctica
  • Reportaje
Del Teatro a Almodóvar, de Almagro al Cine, del Quijote a la Naturaleza, de Las Tablas a los caballeros de órdenes religiosas. Este rincón manchego, conocido como Campo de Calatrava, tiene mucho que enseñarnos y nos  vamos a servir de la Ruta Cinematográfica del célebre cineasta para descubrirlo. Toma la claqueta, acompáñanos y comienza el rodaje de tu propia película. Por Amaya González y Jordi Jofré

El pueblo se revolucionó. La plaza era un hervidero de gente, cables y caravanas. Los restaurantes trabajaban a destajo para ofrecer a todo el equipo la comida diaria. La Agustina y la Raimunda se encuentran en la peluquería de la calle Mayor de Carnicería, donde todos los días se acicala a los actores. Almagro está más vivo que nunca. El rodaje de Volver no sólo ha traído emoción a los habitantes –Pedro no es el primer director que elige sus calles para los filmes–, sino que ha dado forma a la pieza que faltaba. La Ruta Cinematográfica Almodóvar ha nacido.

Con Pedro a todas partes

El cineasta, sus recuerdos y los reflejos de la sociedad manchega en los largometrajes son reconocibles en los puntos claves del recorrido que atraviesa el Campo de Calatrava. Un terreno de intensos colores ocres y amarillos y de origen volcánico será el protagonista en la peregrinación entre los pueblos de la comarca, empezando por Almagro. Para finalizarla y, dejando descansar a Pedro, nos daremos un refrescante chapuzón de naturaleza en las renacidas Tablas de Daimiel.

La quietud de Almagro

El silencio resuena a cada paso en la empedrada calle de las Nieves: a un lado y a otro encuentras blasones, puertas cuadradas, redondas, todas de motivos diferentes; aquí un palacio, allá un monasterio; mansiones del siglo XVI de ricos comerciantes alemanes o la casa de la conocida familia de los Oviedo. Y es que en este Barrio Noble se hallan no pocos tesoros arquitectónicos como el Palacio de los Marqueses de Torremejía, el de los Medranos o el Convento de las Monjas Bernardas. Anímate a perderte por sus entresijos, te reto a ver cuántos consigues descubrir.

De esta manera, y ya fuera de los límites del área, te toparás con el cenobio de la Encarnación, la Iglesia de Madre de Dios o el Almacén de los Fúcares. Y así llegarás –cuando pienses que te lo has debido saltar– al majestuoso Convento de La Asunción de las Monjas Calatravas. Un edificio que se empezó a construir con fines hospitalarios pero que terminó siendo cedido para fines religiosos. Lo más interesante es, sin duda, la serie iconográfica y heráldica que se puede observar en sus capiteles, dinteles y portadas. No olvides fijarte en la de la escalera –de tracería gótica– en donde el escultor consiguió dar forma a unos llamativos seres antropomórficos.

La otra cara de la Ciudad del Teatro

Y si te cansas de tanta soledad, no te preocupes, recorre unos cuantos metros hacia la Plaza Mayor, te prometo que recuperarás el oído. Gracias a la algarabía de los niños que juegan en el centro, el continuo ir y venir de los camareros de las múltiples terrazas que sirven las tapas y los voceríos de aquellos que toman una –o más de una– copa de vino, te sentirás vivo. No intentes resistirte y déjate llevar: harás bien en disfrutar de las suculentas raciones. Así tendrás la oportunidad de probar la gastronomía manchega: pipirrana, berenjenas, asadillo, pisto, queso en aceite, gachas de pitos, etc.

No obstante, tendrás que organizarte o te perderás (y no te recomiendo que lo hagas) la visita teatralizada que tres simpatiquísimos actores ofrecen los fines de semana en el Corral de Comedias. Es toda una experiencia, no sólo porque es el único que se mantiene en activo tal y como era hace casi cuatrocientos años, sino porque el espectáculo que se desarrolla es ameno e ilustrativo. Dos mujeres y un hombre entran y salen de la escena, hablan e interactúan con el público para hacerle partícipe de los usos y costumbres de la sociedad del siglo XVIII. Más de uno ha salido colorado, no diré más.

Para seguir aprendiendo no debes marcharte sin visitar el Museo Nacional de Teatro, bien dotado de fondos. Tanto esfuerzo ha dado lugar a un edificio de cuatro plantas donde se realiza un ameno recorrido por la historia de esta disciplina en España, pasando por la ópera, la zarzuela y el cuplé hasta las marionetas.
Hemos llegado al final de nuestro recorrido por este magnífico decorado digno de los más exquisitos artistas. Y es que, como dijimos al principio, Almodóvar no ha sido el único en escoger este pueblo manchego para sus largometrajes. Sólo hace falta acercarse al muro lateral de la Iglesia de San Agustín donde varios carteles cuelgan solicitando extras para el próximo rodaje.

En ruta: Calzada, Granátula y Puertollano

Pero no nos olvidemos de los ejes centrales del recorrido: la vida y los rodajes del director que se estrenó con Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón. Así que prepara las maletas porque tenemos que marcharnos a su villa natal: Calzada de Calatrava.

Aquí es donde vivió sus ocho primeros años de vida; aquí es donde se escabullía para ver por encima de una tapia las proyecciones de los Cines Imedio, cuyo director acabó creando el famoso pegamento homónimo –sí, sí, el origen del célebre producto surgió a raíz de solucionar las roturas de las películas–; y aquí es donde se levanta el Encuadre Manchego, uno de los símbolos de la Ruta Cinematográfica. No le será difícil –con algo de mano izquierda–, que los oriundos les relaten historias –más o menos verdaderas– del artista henchidos de orgullo.
Este rincón manchego se encuentra lleno de recuerdos del autor. Por ello, han creado el Espacio Almodóvar, un lugar que, aunque no está inaugurado oficialmente, permite conocer más de cerca al protagonista, así como la sociedad manchega en la que se crió y que tanto influye en sus obras.

Ya de camino hacia el próximo destino, donde se rodaron secuencias de Volver, avistarás un impetuoso castillo que preside la panorámica a 936 metros de altura. Se trata del de Calatrava la Nueva. Llegados a este punto, creo que es mejor que te dé un aviso: te prometo que merece la pena y sólo te pido paciencia para subir el cerro que conduce hasta él (tu coche, al igual que el mío, se acordará de ello). Pero para que te vayas haciendo a la idea, fue la sede central de la Orden de Calatrava desde 1217 hasta 1804 y, entre sus murallas, se conservan los restos de una ciudad medieval (particularmente en buen estado se halla la portada de la iglesia con su rosetón).
Tras esta parada, nos dirigiremos hacia Granátula de Calatrava, pasando antes por el yacimiento arqueológico de la Edad de Bronce La Encantada (asegúrate de que esté abierto y apto para las visitas antes de ir).

Una vez en el casco urbano, hay tres puntos que yo no pasaría por alto. El primero es el gran tacón, de tres metros de alto, y uno de los ganadores del concurso de esculturas de la Ruta Cinematográfica. El segundo, la casa donde nació Espartero, el general del caballo excepcionalmente valiente. Y el tercero, el cementerio, donde se grabaron las primeras escenas del largometraje protagonizado por Penélope Cruz. Como en todos los camposantos, se respira ese algo especial; será por el remanso de paz que proporciona la sombra de los cipreses, por las cuidadas lápidas de los difuntos o por el trinar de los pajaros que se cobijan en las copas de los árboles.

Y, así, sin darme cuenta he llegado a la última población que vamos a mencionar: Puertollano. Entrada natural al valle de Alcudia, es una ciudad unida históricamente a la minería desde 1875. Prueba de ello es el Museo de la Minería, donde se situaban las instalaciones mineras más importantes. Además de la pinacoteca municipal, la Casa de Baños –donde tuvo lugar el estreno mundial de Volver– y la Fuente Agria, no olvides visitar la última escultura de la ruta, llamada Queremos más Cine.

Chapuzón en las Tablas

Y después de tanto cine y núcleos urbanos es hora de sentir la Naturaleza. No pude pensar en una mejor forma de acabar la escapada. Así que aprovecha la oportunidad de lanzarte a uno de los dos Parques Nacionales de los que presume Ciudad Real: las Tablas de Daimiel, entre la población homónima y Villarrubia de los Ojos, y las Lagunas de Ruidera, a caballo entre esta provincia y la de Albacete. Yo me decidí por la primera opción, pero creo que la segunda posibilidad se merece, al menos y dada su gran particularidad, una mención en estas líneas.

El paraje protegido del humedal en la actualidad se encuentra en su máximo esplendor tras recuperar grandes cantidades por las lluvias del año pasado. Tendrás suerte, no deberás prepararte demasiado la visita porque se encuentra perfectamente habilitado para los turistas. Un área de recepción te servirá para proveerte de la información necesaria para disfrutar del entorno. Podrás elegir entre tres senderos señalizados (de uno, dos o tres kilómetros) para descubrir la singular fauna y flora autóctona de esta Reserva de la Biosfera.

Y así acabarás tu viaje, un poco más culto después de conocer de cerca la vida que tanto ha influido en el avalado director de cine y un poco más en forma tras pasear en la naturaleza. Seguramente, tras haber deambulado por las calles manchegas “aireadas por el viento y cegadas por un sol impenitente”, puedas compartir los sentimientos que Almodóvar expresó para los seguidores de la Ruta: caminar por los pueblos “me ha deparado una calma y una paz de la que ya me había olvidado. La calma de los pueblos manchegos es un verdadero bálsamo para el espíritu”. Ojalá les emocione su recorrido tanto como a mí.
 
ÓMO LLEGAR Y MOVERSE
Para hacer esta ruta lo mejor es tomar como eje central la localidad de Almagro. Para llegar hasta aquí nos serviremos de la autopista A4 y recorreremos una totalidad de 200 km, tanto si partes de Madrid como de Córdoba. Además, todas las carreteras secundarias que unen los diferentes pueblos se encuentran en perfecto estado.
Si precisas alquilar un automóvil, la compañía Europcar cuenta con oficinas en toda España y ofertas de fin de semana. www.europcar.es

DÓNDE ALOJARSE
• Parador de Ciudad Real. Permítete un fin de semana de relax y alójate en este convento del año 1596 totalmente rehabilitado. Las cómodas estancias giran en torno a catorce patios interiores y a la piscina. Aprovecha las ofertas que muestran en la web. Precio alojamiento/ noche: 110 Euros. Ronda San Francisco, 31. Tel. 926 860 100, www.paradores.es
• Hotel La Casa del Rector. De la mano de Rusticae se presenta este establecimiento donde se mezcla la tradición, el vanguardismo, la historia y el eclecticismo. Cuenta con un spa y un estupendo restaurante. Precio hab. doble estándar/noche: 99 Euros. Pedro Oviedo, 8. Tel. 926 261 259,
www.lacasadelrector.com

GASTRONOMÍA
Si eres un gourmet, has dado con el destino ideal porque la provincia de Ciudad Real te ofrece un menú cinco estrellas. Su gastronomía se caracteriza por ser contundente y basada en productos de la tierra.
Aquí no faltarán los buenos vinos (Valdepeñas se sitúa a pocos kilómetros), ni las archiconocidas berenjenas, la pipirrana, el asadillo, las migas de pastor, el lomo de orza, el queso en aceite y, como no, el pisto manchego.

DÓNDE COMER
• Plaza de Almagro. Os recomendamos, una vez caída la tarde, que disfrutéis del ambiente de sus múltiples terrazas, donde los vivaces camareros te servirán tapas típicas regadas de un buen vino manchego. Os podemos sugerir la Taberna Chiri y su simpático Jose o el bar El Gordo –sí, se llama así, no me he confundido– donde Raúl os pondrá al día de todas las bonanzas y desventuras de este terruño. Ambos poseen precios populares.
• Bar Oreto. Un lugar para hacer un alto y entablar conversación con los oriundos, sobre todo a la hora del aperitivo. Av. Nuestra Sra. Zuqueca, 4. Granátula de Calatrava. Tel. 926 868 210
• Mesón Restaurante El Bodegón. Sin perder el sabor de lo auténticamente manchego, consigue dar a sus platos un toque de originalidad y vanguardia. El establecimiento, cuya cocina ha sido galardonada con varios premios, ocupa una antigua bodega del siglo XVIII reformada. Precio: más de 50 Euros. Luchana, 20. Daimiel. Tel. 926 852 652,
www.mesonbodegon.com

TEATRO EN ALMAGRO
Si hay algo que no te puedes perder y que merece un epígrafe es Almagro. Más aún, si eres un apasionado del Teatro. Sin lugar a dudas te animo a que asistas a una de las obras del Corral de Comedias (único y singular). Plaza Mayor, 18. Almagro.
www.corraldecomedias.com

Pero tampoco puedes desperdiciar la oportunidad de perderte por las cuidadas salas del Museo Nacional del Teatro, a pocos metros de la plaza. Gran Maestre, 2. Tel. 926 261 014, http://museoteatro.mcu.es Además, cuenta con una sala de exposiciones temporales en la iglesia de San Agustín de Almagro donde podréis ver Nuria/Adolfo: Escenarios Comunes hasta el 15 de octubre. Después habrá que esperar hasta el año que viene para poder disfrutar del espacio.

RELAX Y CONFORT EN ALMAGRO EN CASA GRANDE (ALMAGRO)

Si buscas un lugar con carácter y  buen gusto en el centro de una vibrante localidad, no busques más porque nosotros lo hemos encontrado para ti. Se trata de Casa Grande en Almagro. Una casa majestuosa donde lo rústico y la tecnología se combinan para ofrecer un acogedor ambiente de relax. Sus 19 habitaciones, el patio, el lounge la piscina climatizada rodean a distintos patios siguiendo la estructura típica de Almagro. No os perdáis el cuidado desayuno que sirven. Por si todas estas características no fueran suficientes, los desayunos –tipo buffet– son muy variados y, lo más importante, ¡están riquísimos!

Los fans de Almodóvar tienen una razón más para alojarse aquí porque varias escenas de Volver se rodaron en su interior. Federico Relimpio, 10. Almagro. Desde 75 Euros/ hab. doble. Tel. 671 496 288,
www.casagrandealmagro.com

MÁS INFORMACIÓN

Diputación Provincial de Ciudad Real
Camino Viejo de Alarcos, 30. Ciudad Real
Tel. 926 214 415
www.turismoporciudadreal.com

Parque Nacional Tablas de Daimie
l
www.lastablasdedaimiel.com

Más experiencias seleccionadas para ti