Compartir

COLOMBIA II. Santa Marta y el P.N. Tayrona

A treinta kilómetros de Santa Marta existe una reserva ecológica por la que descienden, hasta hundirse en las aguas del Caribe, los brazos de las estribaciones de La Sierra Nevada: es el Parque Nacional Tayrona.


A treinta kilómetros de Santa Marta existe una reserva ecológica por la que descienden, hasta hundirse en las aguas del Caribe, los brazos de las estribaciones de La Sierra Nevada: es el Parque Nacional Tayrona.

Texto: Hernando Reyes Fotos: Editorial ViajeroS (procedente de edición impresa, puedes solicitar tu ejemplar)

Las 12.000 hectáreas de bosques tropicales y 3.000 de áreas marinas del Parque Nacional Tayrona dan cobijo a las más exóticas bahías, ensenadas, playas y piscinas naturales. Este mágico enclave ofrece alojamiento en unos bungalows construidos bajo los preceptos arquitectónicos de los koguis, los indígenas de esta sierra. Las noches en estos ecohabs trascurren en sintonía con los ruidos de la manigua y el arrullar de las olas.

Una excursión a caballo desde la paradisíaca playa de Arrecifes hasta la de Cañaveral permite conocer los entresijos del trópico, su rica fauna y extravagante flora. Los senderistas suelen ascender el camino de piedras que conduce desde el cabo San Juan a Pueblito, un verdadero acercamiento a la América prehispánica. Se estima que en su apogeo este pueblo kogui se extendía hasta la costa y llegó a estar habitado por 4.000 almas.

La ciudad de Santa Marta, sobre el mar Caribe, es una de las más antiguas fundada por los españoles en el Nuevo Mundo (1525). Nuestro paseo por su pequeño casco histórico nos conduce a su catedral, del s. XVI, de estilo romano-renacentista, donde reposan las cenizas de su fundador, Don Rodrigo de Bastidas, y la Casa de la Aduana, la primera edificación construida en suelo americano cuya importancia radica en haber servido de albergue y lugar de velación de Simón Bolívar.

En las afueras de la ciudad, en el municipio de Mamatoco, se encuentra la Quinta de San Pedro Alejandrino, la hacienda en la que en 1830 muriera el libertador de cinco naciones americanas y que forma parte del listado de Monumentos Nacionales de Colombia.

Puedes completar el reportaje leyendo: La fuerza y pujanza de Medellín, en la Cordillera Central de los Andes (en Colombia I) y el histórico romanticismo de la colonial Cartagena de Indias en el Caribe (en Colombia III), contribuyen con fuerza al renacer turístico de Colombia.

Más experiencias seleccionadas para ti