Compartir

A FONDO. Halloween o el Día de Muertos

Por L.S. La noche más terrorífica del año, el 31 de octubre, se acerca y son muchas las opciones para celebrar por todo lo alto la noche de los difuntos. Para muchos significa una festividad religiosa, para otros un modo pagano de divertirse de un modo diferente ese día. Sea como fuere es una fiesta única que se celebra en el mundo de maneras muy diversas.
La tradición con sabor español

En España la costumbre de difuntos va por dentro. Los cementerios se llenan de flores en conmemoración a los familiares desaparecidos y los más jóvenes disfrutan en fiestas en honor a la Muerte. Tradición y modernidad, dos maneras de vivir el mismo día.

En Cádiz se celebra el día de Tosantos entorno a las frutas, verduras y frutos secos propios de la estación. Los mercados y colegios se llenan de muñecos realizados con estos frutos. Un modo de caracterizar la realidad social a través de la crítica y el humor.

Antiguamente, en el mercado popular de la plaza de la Libertad, se adornaba con farolillos las cuatro puertas además de con escudos, banderillas y arañas de cristal. Como colofón final se realizada un baile. Actualmente, actuaciones flamencas, fiestas infantiles o espectáculos de magia son actividades que se organizan para disfrutar de esta época del año de un modo divertido.

En Ceuta, la tradición se remonta al siglo XIX con la llamada fiesta de la mochila. Cuentan las viejas historias del lugar, que las familias llevaban flores al cementerio en honor a sus muertos con una mochila a cuestas cargada de alimentos con miedo de quedarse aislados por las mareas. Hoy, esa tradición se mantiene. Las familias festejan con unión este día en el campo disfrutando de los frutos secos y chucherías para los más pequeños.

Por último, no podíamos olvidar hacer mención a la obra de de José Zorrilla Don Juan Tenorio. Como ya es tradición, todos los años se realiza una lectura dramatizada de la obra en Zaragoza. Este año corre a cargo de la Escuela Municipal de Teatro.
En el resto de España, los cementerios se llenarán de flores y reuniones familiares en conmemoración del difunto y, además, se disfrutará de los típicos buñuelos y los huesos de santo para endulzar estas fechas.

Sea cual sea el modo de celebración, lo cierto es que en todo el mundo el día de difuntos es un día en familia y de recuerdo a la persona desaparecida.


Más experiencias seleccionadas para ti