Textos y fotosOscar Checa
Compartir

LISBOA. 7 propuestas para vivir la noche

La bella Lisboa se torna aún más bohemia a la luz de las farolas. Las noches de verano son idóneas para descubrir la capital portuguesa a través de sus barrios más activos y de aquellos donde la melancolía parece haberse instalado para siempre.

 

La bella Lisboa se torna aún más bohemia a la luz de las farolas. Las noches de verano son idóneas para descubrir la capital portuguesa a través de sus barrios más activos y de aquellos donde la melancolía parece haberse instalado para siempre.

 

Paseando por calles desiertas, entrando y saliendo de bares, tomando el fresco en una terraza o bailando como si no hubiese un mañana... aquí te dejamos 7 sugerentes propuestas para descubrir la otra Lisboa:


1. Admira la amplia panorámica de Lisboa y el río Tajo al atardecer desde el Castillo de San Jorge, mientras tomas algo en su bar. Para llegar a esta fortaleza, situada sobre la colina más alta de la ciudad, lo más aconsejable es tomar el Tranvía 28,  que permite recorrer gran parte de la ciudad y descubrir parte de su patrimonio histórico y cultural.

2. Tras este pequeño aperitivo y con las luces ya encendidas en el antiguo barrio de Alfama los restaurantes de cocina portuguesa abren sus puertas invitando a pasar a los viandantes. Caminando por sus callejuelas empedradas podréis encontrar locales para todos los gustos, donde destacan aquellos con actuaciones de Fado y otros estilos musicales en directo.

 


3. Después de cenar, puedes dar un paseo por su famosa Plaza del Comercio, a orillas del río Tajo, donde hacer impresionantes fotografías de su Arco da Rua Augusta iluminado y del Puente 25 de Abril a lo lejos. En esta zona también hay numerosos restaurantes para cenar, como el famoso Martinho Da Arcada, y heladerías.

4. Callejeando por las inmediaciones de la Plaza del Comercio verás una de las cafeterías más famosas de Lisboa, A Brasileira, un local histórico decorado en art decó que presume de ser el primero en la ciudad donde se servía la bica, una pequeña taza de café muy fuerte. Además, su reconocimiento se debe a que era habitualmente frecuentado por Fernando Pessoa durante las décadas en que fue lugar de tertulias de grandes intelectuales. Nadie se resiste a hacerse un selfie con la estatua del afamado literato.

5. Para última hora de la noche dejad una de las zonas más activas de la ciudad: el Bairro Alto. Esta vecindad fascina a los visitantes por su ambiente bohemio, además de por su gran tradición en la vida nocturna. En él se sitúan más bares que en el resto de distritos de la capital lusa, además de grandes discotecas y otros pubs más tranquilos con buena música. El ambiente de diversión en sus calles se ha contagiado a otros barrios vecinos como Chiado, Bica o Príncipe Real.

 


6. En la ribera del río Tajo, elemento que da frescura a la ciudad y que permite dar largos paseos a pie o en bicicleta, se localizan otras zonas con gran actividad nocturna. En el sector de Alcántara, concretamente en la zona de las Docas, hay bares y discotecas de diversos estilos bajo el majestuoso Puente 25 de Abril. Durante la tarde, esta parte de Lisboa está muy animada por lo que el ambiente festivo empieza temprano.

7. Siguiendo el eje ribereño, podrás encontrar los clubes y bares más famosos en la Avenida 24 de Julho y en el barrio de Santos, recientemente convertido en el epicentro del diseño, ya que es frecuentado por artistas, diseñadores y arquitectos. En este lugar tienen su sede algunos de los establecimientos nocturnos más icónicos de la noche.

Más información en www.visitlisboa.com

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Carga las baterías que nos vamos a explorar las mágicas Islas Azores cámara en mano. Entre cuevas, pasteles de arroz, faros, delfines y bosques misteriosos daremos rienda suelta a una de nuestras aficiones preferidas: la fotografía.

Texto y fotos: Editorial Viajeros

No podría haber un lugar más indicado para establecer el primero de los alojamientos de la cadena Bluesock Hostels que el corazón de la Ribera de Oporto. El nuevo Bluesock Hostel Porto se encuentra junto al río Duero, frente a algunas de las bodegas más famosas de Portugal y a unos pasos del conjunto histórico.

Más experiencias seleccionadas para ti