Revista Viajeroshttp://www.revistaviajeros.es
disminuir fuente ampliar fuente

LLEIDA Y FRANCIA. UNIDAS POR LOS PIRINEOS

 

En la cara sur de Val d’Aran las montañas, altas y fieras, lo han escoltado a lo largo de siglos y sólo unos pocos se han atrevido a traspasarlas para llegar al resto de la Península. Durante los duros y largos inviernos la aventura era casi imposible. No fue hasta 1924 que una infraestructura viaria facilitó la tarea de mantener el contacto: el sinuoso puerto de la Bonaigua. Pero los oriundos y el resto de españoles tendrían que esperar hasta 1948 para que se inaugurara el túnel de Vielha.
Sin embargo, hacia el norte el paso del río Garona que corría a sus pies abría el camino a las tierras occitanas y permitía un contacto más accesible y fácil con los gascones. La forma de vida de las gentes de estos valles se encuentra unida y marcada por la convivencia de los individuos de uno y otro lado de la frontera. La energía que une a Val d'Aran, Couserans y Comminges vibra invisible al ojo humano tras las altas montañas de Los Pirineos, entre las costumbres galas y españolas. 
Fotos: Julio Castro (Hemeroteca Viajeros)
La España más afrancesada
Cinco mil metros te sirven de aclimatamiento mientras atraviesas las entrañas de las montañas hasta que te sitúas en esta esquina de la Península: el túnel de Vielha te da paso a un nuevo paisaje: el Val d’Aran. Piedras, perfectamente alineadas forman los cuerpos de las casas, y tejados de pizarra ocupan ordenadamente los imaginados escalones de las montañas siempre verdes. Según abandonas las localidades de Gausac, Benòs y Pont d’Arròs y sigues el curso natural de los valles Benasque, Lys y Val d’Aran, algo cambia. Una vez en Bossòst la diferencia queda clara y el intercambio entre habitantes franceses y españoles se hace más notorio.
Bienvenue en France
Uno de los meandros que forma el río Garona te introduce en un ambiente diferente: desaparece totalmente la entrañabilidad que confiere saberse a 2.000 metros de altitud en una posada montañera. Estamos en Bagnères de Luchon donde los antiguos cines y el restaurado casino, junto con  los altos y delgados edificios con coquetos frisos y cenefas recargadas, son prueba de la época dorada que vivió esta población. 
Saint Bertrand, un ingenio gótico
Saint Bertrand de Comminges es una parada obligatoria donde la panorámica es compartida por dos merecedores protagonistas: Saint Just de Valcabrère y la catedral de Santa María. El gótico y el románico se baten para ganar tu admiración. En nuestro trayecto llegaremos a Saint Lizier: una población que guarda todo el aroma del medievo. 
Abre tus pulmones
Las cascadas, los miradores, los lagos y los valles se reparten para potenciar el interés de cada rincón. Los caminos habilitados para senderistas –más aventureros y menos– atraviesan su Naturaleza y te sorprenden a cada paso. Pero no acaban aquí las posibilidades de esta zona: los amantes de la BTT están de enhorabuena. Concretamente, en el Val d’Aran se ha conseguido, después de un gran esfuerzo, habilitar más 400 kilómetros de rutas. Hay que destacar la conocida y durísima prueba de Pedals de Foc: 200 km alrededor del Parque Natural de Aigüestortes. De manera conjunta, entre la región española y Comminges se ha creado la Pedals de Occitania que enlaza a los dos vecinos. Y de esta manera es como retorné a mi rutina: con el espíritu un poco más rico, habiendo hablado a veces en francés y otras en castellano –para mi desdicha aún no he aprendido ni catalán ni aranés– y dejando que las altas latitudes, la pureza del aire y la energía que emana de los templos religiosos me llene el espíritu. Así, conseguí llevarme en mi mochila un pedacito más de Los Pirineos.
 
Puedes continuar con la Guía Práctica del reportaje: Lleida y Francia se dan la mano en los Pirineos




www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2011 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative
Comparte: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google +1 Guardar en mis favoritos de Del.icio.us Guardar en mis favoritos de Google Bookmarks Guardar en los favoritos de My Yahoo! Enviar a Menéame Comparte en tu página
Infórmate: