Guanajuato_Vive_Grandes_Historias

Categoría
Compartir

CUBA. El Fígaro o el arte del buen comer

La especialidad de la casa son los platos a base de langosta, lo que otrora distinguiera al más famoso de los chefs cubanos de todos los tiempos, el maestro Smith, quien trasladara a su nieto el secreto de prepararla y convertirla en un manjar exquisito, aunque su carta menú abarca mucho más.

La calle adoquinada, corta en el tramo y estrecha, a ambos lados viejas casas de tejas y establecimientos pequeños de un agradable impacto visual al caminante. Conocido hoy como el Callejón de los Peluqueros, por ser la sede de Artecorte, un proyecto dedicado a dignificar y promover el oficio de la barbería y la peluquería, fue el sitio escogido por Gilberto Smith, joven chef de larga y familiar tradición gastronómica, para abrir un restaurante, cuyo original diseño y menú lo distinguen de un golpe de vista.

La especialidad de la casa son los platos a base de langosta, lo que otrora distinguiera al más famoso de los chefs cubanos de todos los tiempos, el maestro Smith, quien trasladara a su nieto el secreto de prepararla y convertirla en un manjar exquisito, aunque su carta menú abarca  mucho más.

Mesas en una plazuela, que en la noche se complementan con una pantalla gigante con vídeos de buena música y la fresca brisa que llega del cercano mar. Un picaresco cartel da la bienvenida al transeúnte: Restaurante-bar El Fígaro,  donde la comida no tiene pelos. A la entrada misma una vitrola de los años 40 renovada con la originalidad de antaño y con la misma música en los discos de acetatos de entonces, permite deleitarse de aquellos entrañables cantantes cubanos y foráneos que se escuchaban en míticos bares y cantinas de Cuba. Al subir la angosta escalera, un cartel con la imagen del maestro de la cocina cubana y la invitación a un bar que llama a degustar de su extensa oferta.


Mesas dispuestas en un ambiente muy íntimo y con una decoración de fondo que rememora  décadas pasadas de una esquina de La Habana, en contraste con su presente y futuro.

El Fígaro es un invitación a degustar sus propuestas culinarias, a disfrutar de la buena música del pasado y a sentirse a plenitud en ese pedacito del Callejón de Los Peluqueros a la entrada de la calle Aguiar,  en La Habana Vieja,  justo muy cerca del Bar Lucero, pero no se detenga ahí, siga caminando y a unos pasos lo encontrará, será un recuerdo inolvidable que de seguro deseará trasmitir.


Para tomar nota

Restaurante El Fígaro
Calle Aguiar No. 18 y Avenida las Misiones,
La Habana Vieja, Cuba
8 610544
E mail: restaurante.el figaro@gmail.com


Por Valentín Rodríguez (corresponsal de Viajeros en Cuba y Centroamérica)

Más experiencias seleccionadas para ti