Fotografía de Viaje

Seguramente, el retrato es la modalidad fotográfica más extendida, tanto a nivel aficionado como profesional. Con el tiempo nos vamos decantando por la modalidad que más nos gusta e incluso desarrollamos un estilo personal, aunque los retratos son una constante. Os ofrecemos los mejores consejos para triunfar como 'retratistas'.

El agua, uno de los elementos de la Naturaleza, es fuente constante de inspiración en todas las ramas del arte. En la Fotografía no podría ser menos, e incluirla en cualquier tipo de composición es muy habitual. En el caso que nos ocupa es un tema recurrente y que se repite en todas sus variantes, no por ello mermando el interés cuando interviene.

Esta impactante imagen de una ballena jorobada, su cría y un grupo de buceadores ha obtenido el primer premio del concurso fotográfico de viajeros de National Geographic. La fotografía fue realizada por Anuar Patjan Floriuk, de Puebla, México.

¿Sabías que uno de los recursos que mejor funciona en la montaña son los reflejos? Podemos incluir solamente la parte del reflejo o buscar una composición más abierta en la que se abarque todo. En este último caso, es importante restar luz a la parte superior de la imagen mediante filtros degradados de densidad neutra...

Turistas de todo el mundo se sienten atraídos cada año por los enigmas y el encanto de la mayor de las islas del Caribe. La diversidad arquitectónica y un diseño urbanístico que habla de su historia se percibe en sus calles, plazas y espléndida vida nocturna. Pero ¿cuál es La Habana que capta la lente de un cubano? Dariel RP nos la muestra.

Capturar estrellas con nuestra cámara de fotos es, sin duda, todo un reto, pues supone trabajar con unas condiciones mínimas de luz. Al principio pensamos que este tipo de fotografía solo está al alcance de la mano de un pequeño grupo de profesionales pero siguiendo una serie de consejos y con un material mínimo podrás conseguir resultados sorprendentes.

Sea cual sea la estación del año, cualquier rincón en la naturaleza (una charca, una pradera, la ladera de una montaña, el interior de un bosque o nuestro propio jardín) tiene mucho que ofrecernos cuando se trabaja la fotografía cercana. Flores, insectos, musgos, líquenes, cortezas de árboles o piedras presentan serios retos para la destreza e ingenio de un fotógrafo.

Fofotografiar el interior de un bosque, que es el tema al que dedicamos este apartado en esta ocasión, requiere disponer de conocimientos avanzados de fotografía. Uno de las principales dificultades es la iluminación, ya que sus niveles son poco estables y cambian con mucha frecuencia.

Amaneceres y puestas de sol de infarto, nubes con formas caprichosas, grandes nevadas que cambian por completo el paisaje en cuestión de horas, cielos que parecen anunciar el fin del mundo o tormentas que nos sorprenden en medio del monte. La montaña exige experiencia, estar bien preparados, llevar el equipo adecuado y mucho sentido común.