ALMERÍA. Sierra de los Filabres

Texto y fotos: Editorial Viajeros

De estas montañas del noroeste de Almería salió el mármol de la Alhambra y el de la Mezquita. Al sur, el desierto de Tabernas, escenario de cien westerns. Al norte, el valle del Almanzora y sus blancos pueblos de estirpe morisca: Serón, Bacares, Bayarque... Hay una vía verde por donde anduvo un tren minero y un telescopio en la cima, el mayor de Europa.

GIPUZKOA. La escapada perfecta

Texto y fotos: Editorial Viajeros

En Gipuzkoa es difícil equivocarse de destino, ya que está repleta de rincones que por sí solos ya representan el alma vasca: paisajes increíbles, excelentes restaurantes, sorprendentes fenómenos geológicos y sobre todo buena gente. El triángulo compuesto por Zarautz, Getaria y Zumaia será nuestro eje este fin de semana. ¿Nos acompañas?

De estas montañas del noroeste de Almería salió el mármol de la Alhambra y el de la Mezquita. Al sur, el desierto de Tabernas, escenario de cien westerns. Al norte, el valle del Almanzora y sus blancos pueblos de estirpe morisca: Serón, Bacares, Bayarque... Hay una vía verde por donde anduvo un tren minero y un telescopio en la cima, el mayor de Europa.

En Gipuzkoa es difícil equivocarse de destino, ya que está repleta de rincones que por sí solos ya representan el alma vasca: paisajes increíbles, excelentes restaurantes, sorprendentes fenómenos geológicos y sobre todo buena gente. El triángulo compuesto por Zarautz, Getaria y Zumaia será nuestro eje este fin de semana. ¿Nos acompañas?

He conocido un lugar donde saborear el tiempo, bañarme en los conocimientos del vino, enriquecerme con sus catas, desarrollar los sentidos y conseguir diferenciar un aroma a vainilla de uno a frutos secos. Con la magnífica compañía de los oriundos, esconderme en el Somontano ha sido un placer que deseo compartir.

En el suroeste de la provincia de Teruel se alza como un destino perfecto para este otoño la Sierra de Albarracín. Alberga infinidad de paisajes, nacimientos de ríos, pinturas rupestres y pintorescos pueblos que guardan celosos su privilegiada naturaleza.

En cualquier viaje que hagamos, la gastronomía es uno de los aspectos más llamativos y más interesantes con que nos podemos encontrar. La cocina y los alimentos de una región hablan de su historia, su economía, su sociedad y hasta del carácter de sus gentes.

Colgada y abierta, luminosa, alada, airada, serena y enloquecida, infinita, obsesionante... así calificaba Camilo José Cela a Cuenca, una ciudad en la que callejear se convierte en un arte y en la manera perfecta de aprehender su esencia. ¿Me acompañas a recorrerla?