Un viaje de 29 años

Texto y fotos: Lydia Rodríguez

Cumplir 29 primaveras siempre es motivo de alegría, así que continuamos celebrando nuestro aniversario en esta estación como merece.

LOFOTEN, donde el sol se atreve a salir a medianoche en busca de su “Dama Verde”.

Texto y fotos: Esteban García

Por encima del Círculo Polar Ártico, el sol de invierno ilumina durante escasas cinco horas al día este archipiélago noruego, considerado por muchos el lugar más espectacular para dejarse impresionar por la aurora boreal. Esto se debe, no sólo a que se dan las condiciones óptimas de altitud y clima, también a la majestuosidad de sus paisajes. Las temperaturas templadas, provocadas por el calentamiento de la corriente del Golfo Atlántico, hace que Lofoten reciba más visitantes en verano que en invierno, pese a sacrificar el espectáculo que nos ofrece “la dama verde” cuando sale a bailar con el sol de medianoche.

Cumplir 29 primaveras siempre es motivo de alegría, así que continuamos celebrando nuestro aniversario en esta estación como merece.

Al sur de la provincia de Burgos, situada sobre la cuenca del río más importante del noroeste de la península, la Ribera del Duero es una comarca que engancha. Una tierra de vastas y onduladas lomas que albergan el tesoro de sus cepas, el secreto mejor guardado de unos viñedos que, año tras año, dan lugar a algunos de los mejores vinos de nuestro país. Pero no solo del cultivo de la vid se nutre este territorio.

Los amantes del cicloturismo ya no tienen excusa para no decidirse a recorrer este atractivo e histórico itinerario sobre las dos ruedas a través de la Ruta Via de la Plata. Esta aplicación móvil es gratuita y ya está disponible para su descarga en Google Play y en Apple Store

Por encima del Círculo Polar Ártico, el sol de invierno ilumina durante escasas cinco horas al día este archipiélago noruego, considerado por muchos el lugar más espectacular para dejarse impresionar por la aurora boreal. Esto se debe, no sólo a que se dan las condiciones óptimas de altitud y clima, también a la majestuosidad de sus paisajes. Las temperaturas templadas, provocadas por el calentamiento de la corriente del Golfo Atlántico, hace que Lofoten reciba más visitantes en verano que en invierno, pese a sacrificar el espectáculo que nos ofrece “la dama verde” cuando sale a bailar con el sol de medianoche.

Las novelas de Tolkien huelen a hierba húmeda, a tierra y ceniza, a madera ardiendo. En ellas pueden oírse los cantos de los pájaros y los murmullos del viento. Se puede sentir la fuerza del mar y las cascadas que saltan al abismo desde las montañas. Se puede apreciar la soledad en las extensas llanuras desiertas, en los lagos y en los bosques. Lo que Tolkien imaginó y describió en El Hobbit y El Señor de los Anillos, el director Peter Jackson fue capaz de llevarlo a la gran pantalla, tomando Nueva Zelanda como principal y único escenario para sus fantasías.

Formentera invita a parar el tiempo. Desde el mismo instante que el visitante sube al ferry para acceder a ella. Con más bicicletas que coches y más kilómetros de Rutas Verdes que de carretera, la menor de las Pitiusas ha hallado el antídoto perfecto a las prisas y al estrés. Bienestar en estado puro donde reencontrarse con uno mismo envuelto en una naturaleza arrebatadamente salvaje que atrapa, seduce… ¡y enamora!