TERUEL. Por la Sierra de Albarracín

Texto y fotos: Editorial Viajeros

En el suroeste de la provincia de Teruel se alza como un destino perfecto para este otoño la Sierra de Albarracín. Alberga infinidad de paisajes, nacimientos de ríos, pinturas rupestres y pintorescos pueblos que guardan celosos su privilegiada naturaleza.

DELICIAS GOURMET. Productos españoles para sibaritas

Texto y fotos: Editorial Viajeros

En cualquier viaje que hagamos, la gastronomía es uno de los aspectos más llamativos y más interesantes con que nos podemos encontrar. La cocina y los alimentos de una región hablan de su historia, su economía, su sociedad y hasta del carácter de sus gentes.

En el suroeste de la provincia de Teruel se alza como un destino perfecto para este otoño la Sierra de Albarracín. Alberga infinidad de paisajes, nacimientos de ríos, pinturas rupestres y pintorescos pueblos que guardan celosos su privilegiada naturaleza.

En cualquier viaje que hagamos, la gastronomía es uno de los aspectos más llamativos y más interesantes con que nos podemos encontrar. La cocina y los alimentos de una región hablan de su historia, su economía, su sociedad y hasta del carácter de sus gentes.

Colgada y abierta, luminosa, alada, airada, serena y enloquecida, infinita, obsesionante... así calificaba Camilo José Cela a Cuenca, una ciudad en la que callejear se convierte en un arte y en la manera perfecta de aprehender su esencia. ¿Me acompañas a recorrerla?

La serie de TVE dedicada a la reina, volvió a poner en el centro del mapa lugares de la vieja Castilla donde no paraba apenas nadie desde los tiempos de la Católica. Hoy queremos ser nosotros los encargados de refrescar la memoria a través de esta ruta jalonada por castillos, palacios y templos mudéjares, pero también reservas naturales, balnearios y hornos donde se dora el tostón con apetitosa parsimonia.

Las murallas de Segovia circundan un mundo de cuento. El Alcázar y el Acueducto, como protagonistas, y decenas de otros edificios medievales conforman la panorámica del casco histórico, por donde tantos reyes se han paseado. Más abajo y rodeándolo, los ríos Eresma y Clamores dan forma a uno de los recorridos más evocadores a la sombra de los árboles.

La crisis sanitaria del coronavirus parece no dar tregua, por lo que escapar de la ciudad el fin de semana se convierte casi en una necesidad para todos. Respetando siempre las medidas y apostando por lo espacios abiertos, las escapadas a la montaña se presentan como la mejor opción ahora que el verano llega a su fin y la playa deja de ser una alternativa.