Gastronomía

El Daiquiri, el Mojito y el Cuba Libre, por citar los más celebres del inventario, son incluidos en las cartas en los mejores bares del planeta. Pero la fama de los bares y de los cantineros de la Isla, se ha afincado con fuerza en la raíz de una cultura que ofrece, el deleite de esas alquimias que resultan reclamadas por el turista nada más llegar a la Isla.

De La Habana siempre se hablará para mencionar al menos dos lugares que nos distinguen. Quienes la conocen insistirán en que para disfrutar de esta capital, hay que tomarse un daiquirí en El Floridita y comer de la buena cocina criolla en La Bodeguita del Medio.

El Barrio Chino, en el corazón de La Habana, constituye un portal a la civilización oriental, un rincón de Asia en Cuba, donde la cultura culinaria asiática no tardó en hallar consumidores apasionados. Y entre las tantas propuestas se distingue, por sus sabores, el Restaurante Min Chih Tang, un lugar en el que se mezcla la cocina típica de ese país con modos e ingredientes cubanos e internacionales

Con aires marineros, ubicado justo frente a la avenida del Puerto de La Habana, uno de los paseos más llamativos de la capital cubana, El restaurante El Templete ha ganado su fama internacional por sus exquisiteces en los manjares del mar.

Un restaurante lleno de encantos y sabores “de pura cepa” en su esencia. "Sobran los Motivos y también las Razones" para visitar este restaurante en nuestra próxima visita a La Habana.

La gastronomía forma parte intrínseca en los planes e itinerarios de cualquier viajero en Cuba. Nuestros corresponsal en La Habana nos sugiere aproximarnos a ella en uno de sus restaurantes favoritos: Atelier.