Textos y fotos Valentín Rodríguez
Categoría
Compartir

GASTRONOMÍA. Min Chih Tang: Un paseo por Asia en La Habana

El Barrio Chino, en el corazón de La Habana, constituye un portal a la civilización oriental, un rincón de Asia en Cuba, donde la cultura culinaria asiática no tardó en hallar consumidores apasionados. Y entre las tantas propuestas se distingue, por sus sabores, el Restaurante Min Chih Tang, un lugar en el que se mezcla la cocina típica de ese país con modos e ingredientes cubanos e internacionales

El Barrio Chino, en el corazón de La Habana, constituye un portal a la civilización oriental, un rincón de Asia en Cuba, donde la cultura culinaria asiática no tardó en hallar consumidores apasionados. Y entre las tantas propuestas se distingue, por sus sabores, el Restaurante Min Chih Tang, un lugar en el que se mezcla la cocina típica de ese país con modos e ingredientes cubanos e internacionales, además de propuestas innovadoras que lo convierten en el sitio preferido por los amantes de la buena comida.
 
Se ubica en la calle Manrique entre Zanja y Dragones y pertenece a la sociedad china Min Chih Tang o Logia Masónica China, fundada en 1887. Por eso propone un espacio con una decoración que sienta las pautas de sus características gastronómicas: la fusión, e invita a los clientes de la casa a visitar el salón de la sociedad, su biblioteca y muestras propias de museos.


Pero su principal atractivo son las ofertas de la carta, junto a un servicio de excelencia y un interiorismo que cuenta con símbolos de amistad, larga vida y felicidad, presentes en los faroles chinos, espejos, peceras, frases del Feng Shui, tapetes y cuadros de las más conocidas figuras de la plástica cubana como Flora Fong, Luis Chang y Lin Domínguez.

Así hallamos una carta que combina platillos tradicionales cubanos, tan conocidos como la rica ropa vieja, el arroz moro y los deliciosos tostones, hasta los tradicionales platos de la gastronomía china, como el shop suey especial, el pollo cantones (Kuantong Chi), o con maní (Hua Sanchi),  y un magnífico cerdo a la barbacoa (Char Siu).


Como especialidades de este emblemático restaurante chino resaltan la brocheta Min Chih Tang, la grillada de Mar y el filete mignon, no sin antes degustar una sopa china especial, rollitos, cócteles y maripositas, entre otras sugerencias de entrantes, siempre con los secretos de una salsa agridulce que los distingue.

Las propuestas del establecimiento no olvidan a los seguidores de la cocina italiana y ofrecen una amplia gama de pizzas y pastas, inigualables por el exquisito aderezo de la salsa napolitana, a las que también han incorporado elementos de la cocina oriental, creando algunas recetas que solo se encuentran allí, como la pizza Min Chih Tang.


Los precios que ofertan, aunados a la calidad que distingue a su cocina, constituyen uno de sus principales atractivos.  Un amplio y exquisito menú, concebido para satisfacer a los más exigentes y diversos gustos, un bar que deleita por sus variedades en la coctelería y un espacio acogedor, con capacidad para 80 comensales, hacen del Restaurante Min Chih Tang un sitio de visita obligada en La Habana, una de esas huellas de culturas y hábitos de vida foráneos tan arraigados en Cuba.

Sin duda, un lugar especial donde disfrutar de la fusión cultural de continentes que, aunque distantes geográficamente, encuentran un punto de diálogo e intercambio gastronómico en el Barrio Chino de La Habana.

Sociedad China Min Chih Tang
Calle Manrique, número 513, entre Zanja y Dragones, Centro Habana, La Habana, Cuba
Tel. 537 863-2966
E-mail:michihtangcuba@gmail.com


 

Texto y fotos: Oscar Checa y Cofradía del Samorejo

Tomate, ajo, pan, aceite y sal. Esos son los ingredientes del salmorejo. Si afinamos un poco más, siguiendo la receta estándar de la Cofradía del Salmorejo, elaborada tras recopilar decenas de variantes andaluzas, la receta sería tomate, pan de telera cordobesa, aceite de oliva virgen extra, ajo de Montalbán y sal. ¡Ya tenemos el auténtico salmorejo cordobés!

Texto y fotos: Editorial Viajeros

Después de las aglomeraciones, el frío, los villancicos, las interminables charlas de sobremesa con tu cuñado y los excesos cárnicos, Cathay Pacific te propone un urgente retiro detox & retox de sol, playa, deporte, suaves cantos maoríes, paz y buenos alimentos en “la tierra de la gran nube blanca”, que es lo que significa Nueva Zelanda en la lengua local; pero, eso sí, antes te recomienda experimentar algunos de los lugares más estimulantes del país. 

Más experiencias seleccionadas para ti