Rutas

De estas montañas del noroeste de Almería salió el mármol de la Alhambra y el de la Mezquita. Al sur, el desierto de Tabernas, escenario de cien westerns. Al norte, el valle del Almanzora y sus blancos pueblos de estirpe morisca: Serón, Bacares, Bayarque... Hay una vía verde por donde anduvo un tren minero y un telescopio en la cima, el mayor de Europa.

La serie de TVE dedicada a la reina, volvió a poner en el centro del mapa lugares de la vieja Castilla donde no paraba apenas nadie desde los tiempos de la Católica. Hoy queremos ser nosotros los encargados de refrescar la memoria a través de esta ruta jalonada por castillos, palacios y templos mudéjares, pero también reservas naturales, balnearios y hornos donde se dora el tostón con apetitosa parsimonia.

La Ruta de los Foramontanos es el itinerario que tomaban los cántabros en el siglo IX cuando salían de las montañas tras la Reconquista para repoblar las tierras de Castilla. Transcurre por una Cantabria abrupta de gran riqueza forestal, con preciosos pueblos en los valles y en la zonas de media montaña.

En el sureste de Soria, con la excusa de descubrir los enclaves más desconocidos del GR 86, nos espera Tierras de Medinaceli. Son paisajes de horizontes y texturas, de anécdotas labradas en la piedra y escondidas en lo alto de sus atalayas, de palomares abandonados y de aldeas mimetizadas en la orografía. Cuenta también con coquetos pueblos de intensa historia y arquitectura suntuosa, acordes a su privilegiada y encrucijada ubicación.

Cerca de Úbeda y Baeza, ciudades reconocidas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad por sus espléndidos monumentos renacentistas, se alza la sierra de Cazorla, el mayor parque natural de España, cuyas cascadas, gargantas y pinares desmienten el árido tópico de Jaén.

El Principado de Asturias tiene una amplia oferta de actividades: desde deporte de aventura y senderismo hasta propuestas culturales como conciertos o exposiciones. Convertirse en bateador de oro por un día, descender a una mina de carbón, oler un llagar de sidra, aprender a esquilar ovejas o a cocinar postres típicos son algunas de las ideas que nos brinda.

Esta Venerable Tierra, que eso significa Sri Lanka, formó parte durante mucho tiempo de la Ruta de las Especias. Ceilán fue codiciada por árabes, portugueses, holandeses e ingleses. Hoy es una isla tropical poblada por gentes afables, en su mayoría budistas, abiertas al turismo.

Érase una vez... así empiezan muchos cuentos pero no todos, ni mucho menos, los itinerarios turísticos. En la Ruta de los cuentos de hadas, en Alemania, en cambio, sí que es así, permitiendo a los visitantes convertirse en verdaderos protagonistas de fábulas conocidas por todos.

Esta desconocida sierra del noroeste de Cáceres, fronteriza con Portugal, posee una lengua propia, el mayor castañar de Extremadura y un aceite de primera. Hay agua a raudales y pueblos que parecen de latitudes mucho más norteñas. Un viejo molino de aceite convertido en museo y una almazara ecológica. Senderos para perderse por el monte y bodegas para beber entre amigos el vino de pitarra.

Han pasado 20 años desde la publicación de una novela donde un tal 'Harry Potter' comenzaba a hechizar a todos los lectores con su magia. La autora, J. K. Rowling, era una completa desconocida y poco podía imaginar que el mundo de fantasía salido de su imaginación iba a cosechar tanto éxito e iba a tener su propia ruta turística.

Páginas