Guanajuato_Vive_Grandes_Historias

Teruel_en_moto_01_Rev.Viajeros
Categoría
Compartir

8 pueblos de Teruel para descubrir... en moto.

Teruel existe, es una frase que todos hemos oído miles de veces, pero merece la pena comprobarlo porque esconde lugares maravillosos. Dejando a un lado la capital, cuyos tesoros mudéjares ya merecen una visita calmada, esta provincia está sembrada de pueblos llenos de encanto.

En_Moto_por_Teruel_02_Rev.Viajeros

Te sugerimos las paradas imprescindibles.

albarracín

Es uno de los grandes reclamos turísticos de Teruel y no es para menos. Situado en un enclave espectacular y rodeado por el río Guadalaviar, sus empinadas y laberínticas calles ponen a prueba la resistencia física. Pero el esfuerzo bien merece la pena si lleva a descubrir sus murallas y alcázar medievales, su catedral, su singular Plaza Mayor o curiosidades como la Casa Azagra y su singular color azul.

calaceite

En la comarca de Matarraña, Calaceite es un pequeño tesoro también en calles empedradas. Perderse por ellas es como retroceder en el tiempo, contemplado magníficos ejemplos de casa solariegas adornadas con balcones de forja. La iglesia parroquial, su plaza de España porticada o las capillas construidas en los portales de la antigua muralla también merecen una parada.

valderrobres

Sin salir del Matarraña, su capital es un magnífico ejemplo de arquitectura medieval bien conservada. Este encantador pueblo lo tiene todo: un puente de piedra, varias puertas en la muralla para acceder entrar al entramado urbano, un castillo-palacio, una iglesia que es ejemplo del gótico levantino y un ayuntamiento renacentista.

mirambel

Fue Premio Europa Nostra por su conservación y en 1994 escenario del rodaje de Tierra y Libertad, de Ken Loach. Eso ya da idea de por qué Mirambel debe aparecer en cualquier ruta por tierras turolenses. Es un precioso pueblo amurallado en el que destacan el Portal de las Monjas, la Lonja, el Ayuntamiento y algunos palacios renacentistas de indudable belleza.

rubielos de mora

Situada en el Camino del Cid, en los siglos XVI y XVII fue hogar de un buen número de familias nobles, de ahí que reciba el apelativo de “Corte de la Sierra”. Las casas solariegas y edificios notables de aquella época marcan un recorrido que lleva a descubrir otras construcciones de enorme valor, desde su magnífica Casa Consistorial renacentista a la excolegiata de Santa María la Mayor.

mora de rubielos

No hay que confundirlo con la localidad anterior, aunque si hay algo que comparte con ella es su indudable atractivo. En él se conservan dos de los mayores tesoros de la arquitectura gótica en Aragón: el espectacular Castillo Palacio de los Fernández de Heredia y la antigua colegiata de Santa María la Mayor, con una de las naves más anchas del gótico levantino. A ellos se suman algunas casas solariegas, una parte de las antiguas murallas y un entramado medieval muy bien conservado.

cantavieja

Es otra de las localidades de la Ruta del Cid. Cantavieja se alza sobre un peñón a 1.300 metros de altitud rodeado por un meandro. Una bonita plaza porticada, su iglesia, el Ayuntamiento y el castillo son sus mayores atractivos, pero no los únicos. Para los amantes del buen comer, es un lugar increíble para probar el jamón de Teruel.

puertomingalvo

Su casco antiguo, presidido por un castillo del siglo XII, sus ejemplos de arquitectura popular o un Ayuntamiento gótico son solo parte de su atractivo. La otra es el entorno en el que se encuentra esta pequeña localidad, dentro del Parque Cultural del Maestrazgo.

La moto es el vehículo perfecto para descubrirla por la libertad de movimientos que permite. Si la tuya no está en las mejores condiciones, después de leer esta propuesta de ruta por rincones turolenses, igual vuelves a plantearte aquello de vender mi moto y cambiarla por una más cómoda que te permita recorrer mundo.

Hoy en día es muy sencillo tasar la moto online en páginas especializadas y venderla a un precio justo sin necesidad de perder tiempo. Además, ellos se encargan de realizar todos los trámites. Luego ya solo quedará adquirir nueva compañera de viajes, planear el recorrido y disfrutar de una provincia maravillosa.

Son ocho joyas de la provincia de Teruel, pero no las únicas. Si hay tiempo para una ruta mayor, siempre será buena idea incluir en ella otros pueblos increíbles. La Fresneda, Tramacastilla, Albalate del Arzobispo, Beceite o Tronchón son solo algunos de ellos.

A pesar de ser uno de los productos más valorados y representativos de la gastronomía española, del jamón se siguen desconociendo muchas facetas, como la diferencia entre uno serrano y otro ibérico, por ejemplo, o aspectos más prácticos como la manera de cortarlo bien o la forma adecuada y correcta de conservarlo.

Texto y fotos: Editorial Viajeros

En el suroeste de la provincia de Teruel se alza como un destino perfecto para este otoño la Sierra de Albarracín. Alberga infinidad de paisajes, nacimientos de ríos, pinturas rupestres y pintorescos pueblos que guardan celosos su privilegiada naturaleza.

Más experiencias seleccionadas para ti