Guanajuato_Vive_Grandes_Historias

Categoría
Compartir

EXTREMADURA. 10 maneras de disfrutar del agua

Extremadura es una comunidad que, a pesar de no relacionarse "a priori" con el agua, es capaz de ofrecer decenas de maneras de disfrutar de este elemento esencial. Cuenta con la única playa de agua dulce con Bandera Azul del país, ofrece deportes náuticos en los pantanos de Badajoz, piscinas naturales...

Extremadura es una comunidad que, a pesar de no relacionarse "a priori" con el agua, es capaz de ofrecer decenas de maneras de disfrutar de este elemento esencial.  Cuenta con la única playa de agua dulce con Bandera Azul del país, situada en la localidad pacense de Orellana. Ofrece deportes náuticos en los pantanos de Badajoz, piscinas naturales en las comarcas de la Vera, el Jerte, el Ambroz, Las Hurdes, Gata o La Siberia, un crucero fluvial por el tramo internacional del Tajo o el descenso del río Alagón, que se celebrará el próximo 4 de agosto.

Noticias, Revista ViajeroS (agosto 2013) Fuente y fotos: Turismo de Extremadura

Con más de 1.500 kilómetros de costa de agua dulce, Extremadura ofrece un sinfín de oportunidades a los viajeros que busquen un verano diferente en un destino de interior. Aquí tienes diez de las que nos han parecido más interesantes:


1. Más de 60 piscinas naturales

La Reserva Natural Garganta de los Infiernos (Cáceres). Es conocida por los locales como Los Pilones, debido a las erosiones en las rocas que han generado durante siglos una suerte de bañeras naturales llenas del agua cristalina que baja de la Sierra de Gredos, las propuestas de piscinas naturales, pozas, cascadas, arroyos y gargantas de agua en Extremadura comprenden más de sesenta. Algunas entre montañas y otras abiertas y accesibles desde los pueblos, todas ellas atraen a visitantes que buscan huir del calor con un refrescante chapuzón. La Vera, el Jerte, el Ambroz, Las Hurdes y Gata son las comarcas cacereñas que más de estos rincones atesoran, mientras que en Badajoz se puede disfrutar de algunas en La Siberia, Don Benito, Mérida y en el entorno de la propia capital de la provincia.

2. Bandera azul en la playa de Orellana

Una playa en plena dehesa extremeña, la única fluvial en España que consigue, desde 2010, una Bandera Azul, el máximo distintivo que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC). Una singularidad que debe a la calidad del agua, la ubicación en un espacio protegido y las infraestructuras disponibles, que ha logrado colocar a Orellana en el mapa de los destinos vacacionales en España. Ubicada en la comarca de La Serena, en Badajoz, la playa de Orellana ofrece la posibilidad de bañarse entre olas de agua dulce y cuenta con chiringuito, un pequeño puerto deportivo y, por supuesto, socorristas.

3. Aventuras en el embalse de Alqueva

Hasta el próximo 14 de septiembre se celebra en las localidades pacenses de Cheles, Villanueva del Fresno, Olivenza, Táliga y Alconchel el ciclo de actividades Aventuras acuáticas en Alqueva, todas ellas relacionadas con el gran lago de Alqueva, que comparten España y Portugal. Entre ellas, paseo en velero y observación de estrellas, el día 3 de agosto; safari fotográfico en kayak, el 10 de agosto; multiaventura con actividades en tierra y agua, el 24 de agosto; y descenso en piraguas, el 14 de septiembre.


4. Navegar por aguas internacionales en el Tajo

Un total de 50.000 hectáreas de espacio protegido, 47 especies de mamíferos y 181 de aves, entre ellas algunas en peligro de extinción y de difícil avistamiento, como el buitre negro. Son solo algunas de las imponentes y atractivas cifras que justifican una visita al Parque Natural del Tajo Internacional, un proyecto conjunto de España y Portugal que espera ser reconocido en el futuro como Reserva de la Biosfera. Gastronomía, patrimonio artístico, rutas turísticas y fantásticas postales de paisajes que, ahora, pueden ser disfrutadas desde el propio río, a bordo de un crucero fluvial. El Balcón del Tajo ofrece tres itinerarios de entre 22 y 24 kilómetros e incluye excursiones y visitas guiadas.

5. Descenso del río Alagón

Una propuesta que gana adeptos año tras año es el descenso del río Alagón, que el próximo 4 de agosto celebrará su sexta edición. Con un recorrido de 18,8 kilómetros que va desde el Puente de la Macarrona en Riolobos hasta la población cacereña de Coria y una duración aproximada de 4 horas y media, se trata de un evento que busca disfrutar de un día de convivencia realizando un descenso por uno de los tramos del río Alagón. La actividad tiene como fin el poner en valor el entorno y recursos naturales, promocionando el turismo activo y sensibilizando sobre su cuidado. Abierto a todo tipo de embarcaciones sin motor, entre ellas canoas, piragüas o kayaks, se ofrecerá un avituallamiento a mitad del recorrido, así como una comida para todos los palistas al finalizar el descenso.


6. Baños y aguas termales para relajarse

El agua de Extremadura ha sido conocida y apreciada desde la Antigüedad por sus cualidades mineromedicinales. Así, existen en la región diversos centros termales que, gracias a sus terapias naturales y la realización de tratamientos de distintos tipos, ofrecen mucho más que remedios a determinadas dolencias y se han convertido en auténticos centros de bienestar, lugares donde descansar y disfrutar de la gastronomía, la naturaleza, la historia, la cultura, la arquitectura y el territorio en el que se encuentran. Con aguas declaradas de utilidad pública, atención cálida y profesional y elevado valor patrimonial –existen algunos construidos sobre vestigios de época romana y árabe-, los balnearios de Extremadura (Alange, El Raposo, Salugral Termal Resort, Valle del Jerte, Brozas Baños de San Gregorio, Fuentes del Trampal y Baños de Montemayor) son una excelente opción para relajarse y disfrutar cuidándose.

7. Barranquismo en el Valle del Jerte

En el Valle del Jerte, en Cáceres, se localiza una zona inmejorable para la práctica de barranquismo o, como se conoce localmente, ‘gargantismo’, ya que se desarrolla a través de los saltos de agua y pozas denominadas gargantas en la zona. Tres de ellas, las Nogaledas, los Hoyos y  los Papúos, están equipadas con anclajes, desviadores, posibilidad de pasamanos y rápeles guiados y existen distintas empresas de la zona que ofrecen esta actividad.


8. Un paraíso para la pesca deportiva

Entre los pantanos encontramos también opciones interesantes para los aficionados a la pesca deportiva. Pantanos como los de Alange, Orellana, García de Sola y Cíjara en la provincia de Badajoz o los de Alcántara, y Gabriel y Galán en Cáceres, son algunos de los más apreciados y en los que se encuentran especies como el lucio, la carpa, el black bass, el barbo o la tenca. Algunos de ellos acogen importantes concursos nacionales de pesca.

9. Parque acuático en la frontera

La ciudad de Badajoz cuenta con un parque acuático situado a poca distancia de la frontera con Portugal. Lusiberia tiene toboganes, piscina con olas, área infantil y terrazas, una oferta de ocio pensada para todos los públicos. Badajoz mima el turismo familiar durante el verano con un intenso programa que incluye visitas a los museos y a las fortificaciones abaluartadas, el préstamo de bicicletas y numerosas propuestas culturales y musicales.  

10. Practicar vela tierra adentro
 
También es posible navegar en alguno de los cuatro clubes náuticos, tres de ellos en Cáceres (Tajomar, Lago Gabriel y Galán y Barlovento, situados en los pantanos de Alcántara, Gabriel y Galán y Borbollón, respectivamente) y uno en Badajoz, el Guadiana Club Náutico, en el embalse de Orellana, donde se ubica también una escuela de vela que organiza numerosas regatas locales, territoriales y nacionales, así como diferentes eventos relacionados con la práctica, promoción y difusión de este deporte.

Más experiencias seleccionadas para ti