Textos y fotos Lydia Rodríguez y David Pliego
Compartir

Cáceres. Entre plazas, torres y blasones

Plazas, plazuelas, calles, callejas, adarves, rincones y cuestas articulan un paisaje urbano donde el blasón heráldico, la torre desmochada, la puerta con dovelas, la ventana geminada, los muros de iglesia o de convento tienen protagonismo y vida propia. Todo ello dentro de un perímetro de torres y murallas que encierra un conjunto monumental declarado en 1986 Patromonio de la Humanidad.

Pasear por el casco antiguo de Cáceres supone sumergirse en un escenario que refleja fielmente un tiempo de riqueza señorial y esplendor arquitectónico que ha llegado a nuestros días sin apenas adulteración.

 

Hemos tenido el privilegio de convertirnos, por unos días, en los Montesco y Capuleto entrando en la Iglesia de la Preciosa Sangre, en los Lannister bajo el Arco de la Estrella, Isabel en el pórtico de Santa María e incluso un poco Celestina a los pies de la Casa del Sol. Es la mágia de Cáceres, tiene el poder de trasladarte en el tiempo si te dejas llevar.

Plaza de Santa María

La calle Arco de la Estrella desemboca en la plaza de Santa María, donde se dan cita, formando un escenario de insólita belleza, un edificio religioso y un puñado de palacios. Espectadora de varios pasajes llevados a la gran pantalla así como series de televisión, como "Isabel" o "La Catedral del Mar". Aunque lo cierto que toda Cáceres monumental ha servido de escenario a reconocidos rodajes, "juego de tronos" tampoco quiso faltar a esta cita.

El edificio religioso, no es otro que la concatedral de Santa maría, templo terminado a comienzos del siglo XVI, y custodiado por San Pedro de Alcántara, que conserva restos de una fábrica anterior. Dos puertas góticas con finas arquivoltas y una torre renacentista, en la que intervino el canterio Pedro de marquina. El celo desplegado por las principales familias nobiliariias para ser enterradas en la iglesia, explica la abundancia de blasones heráldicos que alfombran el suelo e ilustran los sepulcros. Especial atención requiere el retablo mayor, obra en madera de cedro sin policromar, y también la imagen del Cristo Negro, talla anónima que suscita mucho devoción en la ciudad.

 A su frente, y bajo el escudo de los Galarza, se levanta la fachada renacentista del Palacio Episcopal.

Se asoma a una esquina de la plaza el Palacio de Carvajal, sede actual del Patronato de Turismo. Edificada entre en siglo XV y XVI, acoge en su fachada el blasón de la familia fundadora. Conserva una capilla con frescos manieristas, y su ultima incorporación en el siglo XVI fue la torre Redonda, de posible origen almohade y desde donde hemos podido disfrutar de unas vistas privilegiadas de la ciudad. 

El Palacio de los Golfines de Abajo sobresale como una de las muestras arquitectónicas más atractivas de Cáceres.

Luce varios blasones en su fachada principal, flanqueda por dos torres laterales de origen medieval que exhiben una galería de dos arcos en cada lado. Sobre el mainel de marmol figura el escudo de los Reyes Católicos, quienes, al permitir la instalación de sus símbolos heráldicos, mostraron el reconocimiento debido a la familia por los servicios prestados y el hospedaje brindado en las dos ocasiones que visitaron la ciudad. 

En su interior se pueden visitar las tres plantas que en las que se distribuje el palacio. En su primera planta, el museo inaugurado en 2015, legado de Doña Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno y Seebacher. La fundación, que lleva su nombre, se está ocupando de restaurar el palacio y conservar este patrimonio que, además de ser un poco de todos, tiene más que merecido ser visitado. Entre las salas de su segunda planta encontraremos la sala de armas y el patio, donde exhibe, entre otras, arquerías con los escudos de los Golfines, cañones del siglo XVI y una lápida con la inscripción "Aquí esperan los Golfines el día del juicio". A la útimo planta ascendemos por escaleras y galerías donde lucen los escudos heráldicos de los títulos y linajes familiares.

plaza de san jorge

El Palacio de los Golfines presta una de sus fachadas a la plaza de San Jorge, espacio también conformado por la casa de los Becerra. Rompiendo la orientación medieval-renacentista del entorno, el estilo barroco se pone de manifiesto en la portada de la Iglesia de San Francisco Javier (conocida con el nombre de la Preciosa Sangre) y en el colegio del mismo nombre. La iglesia fue abierta al turismo hace apenas una década, por lo que se puede subir a una de las torres, visitar el aljibe o sentirse un poco Montesco o un poco Capuleto como lo hicieron los actores de "Still Star-Crossed".

Plaza de San Mateo

Desde la plaza de San Jorge se puede subir a la de San Mateo pasando antes por el calleón de la Monja, donde nos topamos con la casa del Sol, conocida con este nombre por el símbolo solar de 16 rayos que campea en el blasón de los Solís (la familia que los mandó construir). Edificio medieval que sufrió varias reformas, visibles en la portada y la escalera interior y escenario de "La Celestina". Siguiendo por el callejón nos encontraremos con la Casa del Águila y el Palacio de los Saavedra, con su torre de Sande, que emerge vegetal y poderosa, conservando su antigua gallardía a pesar de haber sido desmochada.  

La plaza de San Mateo se ubica en la parte más alta de la ciudad, comparte privilegio con la iglesia de San Mateo, con la casa solar de los Ulloa y con la torre del llamado palacio de las cigüeñas, también conocido con el nombre de los Cáceres-Ovando, sobresale por encima de otras torres por haber sido levantada en lugar honorífico y por no haber sido desmochada. Es la única que, por privilegio de Isabel la Católica, conserva las almenas. Con este gesto, reconocía la soberana los servicios prestados por el capitán Diego de Cáceres-Ovando en el enfrentamiento con la Beltraneja

plaza de las veletas

Estamos entusiasmados por llegar a esta plaza, pues da refugio al Museo Provincial de Cáceres, y este, a su vez, esconde uno de los aljibes más grandes y mejor conservados del mundo. Ubicado en lo que se cree que fue el alcázar de la ciudad en la época árabe, abarca dos edificios históricos: la Casa de las Veletas, con las secciones de Arqueología y Etnografía, y la Casa de los Caballos, antigua caballeriza que acoge la colección de Bellas Artes desde 1992. 

Una de las joyas del museo, el aljibe árabe, ocupa, bajo el patio, el centro de la Casa de las Veletas. Se cree que fue construido en el sigo XI. Planta rectangular, que dispone cinco naves cubiertas con bóveda de cañon y sustentadas por 16 arcos de herradura que forman cuatro galerías. El aljibe configura un universo de bóvedas, columnas y arcos que flota en el húmedo silencio de los sótanos.

Aunque no es el único aljibe que esconde Cáceres, de hecho hemos visitado otro bajo el Centro de Divulgación de la Semana Santa Cacereña.

Cáceres extramuros

En un sólo resportaje no podríamos contar todo lo que Cáceres puede ofrecer a quién la visita, hay mucho por ver y por donde perderse. De la misma forma, tras sus puertas, se abre una ciudad en constante crecimiento. Hemos subido para visitar el santuario de Nuestra Señora de la Montaña, que se alza a unos 600 metros de altura en el cerro de la Mosca y desde donde se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad, o sentarse en el "banco más bonito de Cáceres" y tomarse su tiempo para admirar tranquilamente la huella de la historia.

También hemos querido visitar la Cueva de Maltravieso, ubicada en el barrio del Calerizo, donde se encuentran los restos pictóricos más antiguos del mundo, realizados por los neardentales hace 66.700 años. Aunque no se puede visitar, existe un centro de interpretación donde está recreada una de las salas de la cueva, con una pequeña representación de algunas de las 53 manos en negativo con pigmentos rojizos a las que les falta el dedo meñique.

Por supuesto, no queríamos marcharnos de Cáceres sin hacerle una visita al Museo Helga de AlvearSegún el director del Museo Reina Sofía, este museo tiene la mejor colección privada europea de arte contemporáneo. Más de 3.000 obras de las que, de momento, se exponen 150, que han recibido más de 15.000 visitas.El edificio orginal fue rehabilitado hace una década y el nuevo espacio expositivo es candidato al premio Mies van der Rohe de arquitectura. La exposición "Colección Helga de Alvear" muestra obras de artistas de la talla de Picasso, Kandinsky, Ai Wei Wei o Louise Bourgeois. Es muy recomendable su visita para los amantes del arte y los viajeros más curiosos.

Cáceres gastronómica

Cuando viajamos, se viaja con todos los sentidos, y un viaje sin probar la gastronomía local es, cuanto menos, dejar uno de los sentidos sin viajar. En esta tierra, donde hay tanto que probar y tantos sitios donde hacerlo, os daremos alguna pista…

Casi todos los mortales tenemos solo unos pocos días al año para ser viajeros, por lo que tenemos que seleccionar, de la nutrida oferta gastronómica, solo unos pocos, y en Cáceres había uno fijo: el Parador de Cáceres, garantía de productos locales de la mejor calidad y unas manos expertas que saben qué hacer para que sea una experiencia gastronómica para recordar. Cocina tradicional con chispas de vanguardia, nos encantó el salmorejo de mango, y unas ricas zamburiñas con salsa romescu

Nuestra selección gastronómica al completo la detallamos en la guia práctica de este reportaje, no perdáis detalle y....  ¡a comer!

Hemos recorrido esta ciudad con todos los sentidos en alerta para no perdernos un sólo detalle y hoy os contamos un pedacito de esta ciudad, cuna de conquístadores, dice la historia, y nosotros nos tenemos que rendir ante la evidencia, pues es muy dificil respirar esa atracción que emerge dentro de sus muros y no ser conquistado. Si eres de los nuestros, y te gusta comprobarlo todo por tí mismo, no dudes en acercarte, al fin y al cabo, Cáceres está a tan sólo 2 pasos de ti.  

Guia práctica

Cómo llegar

Desde Madrid, por carretera a través de la A-5 y en apenas 3 horas estarás en la ciudad. Pero si no quieres conducir, tienes opción de ir en tren o en autobus por poco más de 50 euros ida y vuelta.

Dónde alojarse

Parador de Cáceres
 
Calle Ancha, 6
10003 Cáceres
+34 927 211 759

En pleno casco histórico, cruzando el arco de la Estrella encontrarás el palacio renacentista donde está ubicado el Parador de Cáceres. Con sólo ver su exterior puedes imaginar la exquisited y el gusto que va a rodearte durante tu estancia. Si vas a Cáceres, date un paseo por su web cuando vayas a reservar alojamiento, siempre tienen oferta que pueden sorprenderte..

Extremadura Hotel by Sercotel
 
Av. Virgen de Guadalupe, 28
10001 Cáceres
+34 927 629 639

Este alojamiento de 4 estrellas se encuentra ubicado a escasos 5 minutos andando del centro neurálgico de la ciudad y a tan solo 15 minutos a pie del casco histórico. Además, su piscina exterior lo convierte en una apuesta segura para el verano. Si buscas comodidad a un precio razonable esta es una opción ideal ya que puedes hacer tu reserva en habitación doble desde 57€.   

Dónde comer

Newen
 
San Ildefonso, 7
1003 Cáceres
644 479 472

Nos habían dicho que habían abierto un local sobre, lo que pudo haber sido, una pequeña sinagoga, un espacio robado a la historia y actualizado con una decoración ecléctica, Newen, que así se llama, ofrece una cocina criolla actualizada, han sabido llevar esa vivencia a las calles de Cáceres, no te vayas sin probar su pisco sour.

Almagesto
 
Adarve de la Estrella, 4
10003 Cáceres
656 586 079
restaurantealmagesto@gmail.com

Ya ha caído la noche sobre la ciudad amurallada, muy cerca de la puerta de la Estrella, nos llama la atención este local desde el que se divisa toda la plaza. Platos muy bien presentados y con muy buena relación calidad/precio.

La Maltraviesa
 
Plaza de Bruselas, 4
10001 Cáceres
T. 927 618 808

Curiosamente, el día que fuimos a visitar las cuevas de Maltravieso, nos encontramos con "La Maltraviesa". Este restaurante, con guiño a las cuevas, fue un gran acierto. Sorprende lo bien que se come a un precio más que razonable, no se debe emprender la marcha sin probar su versión de "fresas con nata”, y os garantizamos que no es el único plato que sorprenderá.

Oquendo
 
Obispo Segura Sáez, 2
10001 Cáceres
T. 927 211 132

Este restaurante familiar, ubicado en una zona más concurrida, ofrece una cocina tradicional de calidad a buen precio y un trato muy cálido de sus propietarios, Pablo y Julia, que, curiosamente, no son cacereños de cuna, pero aquí han encontrado un hogar o, al menos, una parada en el camino...

No te pierdas

Insertus
 
Pizarro, 29
10002 Cáceres

Si te apetece que te cuenten la ciudad de una forma especial, ellos lo harán. Podrás elegir la experiencia que más te apetezca; desde una visita guiada, rutas teatralizadas, rutas temáticas, hasta observación de aves y estrellas y geoturismo.

Direcciones de interés

Texto y fotos: Lydia Rodríguez

Tenemos sol, mar, montaña, cultura, historia, arte, naturaleza en su estado más seductor... Son muchos los pueblos de España que merecen una mención especial, pues en un país con tanto patrimonio, la oferta turística es inagotable. Os traemos un trocito ubicado en la zona centro que nosotros hemos recorrido en dos días, pero posee tantísima belleza, que un fin de semana sólo consigue dejarte con ganas de más.   

Más experiencias seleccionadas para ti