Textos y fotos Editorial Viajeros
Compartir

ESQUIAR EN NORUEGA

Noruega, a pesar de que no es el primer destino blanco que valoramos a la hora de elegir nuestra escapada invernal, dispone de muchas y buenas pistas de esquí, y lo que es mejor, la temporada se alarga hasta mayo. De hecho, dicen que los noruegos “nacen con los esquís puestos”. Aunque esto no sea riguroso, lo que que es verdad es que este deporte se inventó en en este país sobre el 2500 aC.

Dyrhaugsryggen © Johan Wildhagen

Noruega, a pesar de que no es el primer destino blanco que valoramos a la hora de elegir nuestra escapada invernal, dispone de muchas y buenas pistas de esquí, y lo que es mejor, la temporada se alarga hasta mayo. De hecho, dicen que los noruegos “nacen con los esquís puestos”. Aunque esto no sea riguroso, lo que que es verdad es que este deporte se inventó en en este país sobre el  2500 aC.

Viajeros, febrero 2016

Hoy en día, Noruega destaca en este sector por la calidad de la nieve, por la posibilidad de esquiar hasta la orilla del mar o los Fiordos Noruegos, las vistas en los descensos y por la posibilidad de terminar el día reponiendo fuerzas con los ricos platos noruegos.

Al tratarse del deporte nacional por excelencia, Noruega cuenta con instalaciones específicas para cualquier modalidad: esquí alpino, esquí con cometa o snowkiting, snowboard, telemark, esquí fuera de pista y de travesía. Aunque la temporada de esquí de invierno va de noviembre a mayo, disponen de estaciones abiertas todo el año.


Estaciones para tomar nota


Vacaciones de invierno en Hemsedal

Es un pequeño pueblo de montaña conocido por ser uno de los mejores destinos de esquí en los Alpes escandinavos. La estabilidad del clima permite disfrutar plenamente del buen estado de la nieve desde mediados de noviembre hasta principios de mayo. Su estación de esquí cuenta con numerosas pistas para principiantes y con pistas de nivel superior para los más exigentes y experimentados, además dispone de un terrain park para los aficionados al snowboard y junto con sus 130 kilómetros de senderos preparados para el esquí de fondo, Hemsedal se convierte en el lugar perfecto para pasar unas vacaciones de invierno. La oferta de alojamiento en cabañas a pie de pista es muy amplia.

Kvanndalsnipa, Standalseidet © Håvard Myklebust / Visit Norway

Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud en Lillehammer

Es un lugar emblemático para los esquiadores, ya que en 1994 se celebraron los Juegos Olímpicos de invierno y este año, del 12 al 21 de febrero, es sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud. Por ello, la ciudad cuenta con magníficas instalaciones para esquiar, como las estaciones de Kvitfjell, Hafjell, Gålå, Sjusjøen y Skeikampen. No hay que preocuparse por las horas de luz durante los meses de invierno, puesto que todas las pistas se iluminan cuando empieza a anochecer y permanecen abiertas hasta las 21 horas.

Muy cerca de Lillehammer se encuentra el Parque de Invierno Hunderfossen, que dispone de un hotel de nieve, una catedral de hielo, un rocódromo de hielo, restaurantes y un castillo de cuento de hadas.

Lillehammer se encuentra a unas dos horas y media de Oslo y es de fácil acceso en tren desde el aeropuerto internacional Gardermoen. Cuenta con una gran variedad de alojamiento en hoteles y en cabañas de madera, tanto a pie de pista como en mitad de las montañas.
 

Nivane © Håvard Myklebust

Kvitfjell y Hafjell

La estación de Kvitfjell, cerca de Lillehammer, se construyó para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno de 1994 y desde entonces se ha convertido en una de las mejores y más modernas estaciones de esquí en el Norte de Europa. Cuenta con 34 pistas, de las cuales 8 son verdes, 15 azules, 8 rojas y 3 negras; también se puede alquilar el material, contratar clases en la escuela de esquí y disfrutar de los restaurantes y alojamientos a pie de pista.

La estación de Hafjell es la tercera más grande de Noruega y se encuentra a tan solo 15 minutos por carretera de Lillehammer. Aunque ofrece condiciones ideales para principiantes y familias, los esquiadores más experimentados también podrán disfrutar de sus pistas y la calidad de la nieve.


 

Geirangerfjord © Fredrik Schenholm  (Izq.)  Stryn © Svein Petter Aagård  (Dcha.)


Voss y Stranda en los Fiordos Noruegos

Voss está ubicado en la prestigiosa región de los Fiordos Noruegos, a tan sólo una hora de Bergen en tren. Dada su cercanía a esta ciudad, se convierte en el lugar idóneo para practicar esquí y para descubrir algunos de los fiordos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, como el Fiordo Nærøyfjord.
Es considerada como la meca del esquí en el oeste de Noruega, pues ofrece pistas adecuadas para toda la familia y cómodos resorts. Las dos estaciones de esquí en Voss incluyen más de 55 kilómetros de pistas alpinas y alrededor de 20 remontes. 

Además, Voss goza de fama mundial por ser la capital de los deportes de aventura en Noruega, donde además de esquiar, se puede hacer puenting, paracaidismo, parapente, rafting en aguas bravas y mucho más.

La estación de esquí de Stranda deja sin palabras a todo esquiador. Las vistas desde lo más alto de las montañas al Fiordo de Geiranger, también Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, son de las mejores en el mundo, y es que no todos los días se esquía una montaña con un paisaje semejante. En Stranda también se puede practicar el esquí de fondo, pues cuenta con 15 kilómetros de pistas preparadas para esta modalidad.

Trysil © Casper Tybjerg


Geilo, la más antigua

A mitad de camino entre Oslo y Bergen, es la estación de esquí más antigua de Noruega. Como curiosidad, es en esta estación donde la reina Sonia de Noruega aprendió a esquiar y cuenta con los alojamientos de esquí más lujosos del país. También dispone de alojamientos para familias a precios más asequibles, pues la estación es ideal para ir con niños.
Dispone de 20 remontes y 39 pistas con una longitud total de 33 kilómetros. Aparte del esquí alpino, también se puede practicar esquí de fondo, snowboard, telemark, trineos tirados por huskys y esquí con cometa.

Trysil, la mayor de Europa

Se encuentra a dos horas y media de Oslo y es la mayor estación de esquí de Noruega, con 66 pistas y 31 remontes. Es ideal para familias y es uno de los primeros destinos vacacionales de Europa en obtener el prestigioso certificado Sustainable Tourism, una distinción de calidad que reciben los destinos turísticos que trabajan por reducir el impacto medioambiental del turismo y conservar la historia, personalidad y naturaleza del destino.

El hecho de que la gran mayoría de los alojamientos de Trysil se encuentren a pie de pista y tanto la calidad de la nieve como el nivel de la estación sean excelentes, le otorgan a la estación una  posición ventajosa frente a otras de Noruega. Trysil es, además, idónea para la familia, ya que el esquí se puede combinar con otras actividades invernales como el paseo en trineo de perros o la pesca en hielo.
 

Standalseidet, Sunnmøre © Håvard Myklebust


Stryn, esquí en verano
 
La primavera no indica el fin de la temporada de esquí, pues las estaciones cercanas a los glaciares permanecen abiertas durante el verano, pudiendo esquiar en manga corta si el tiempo acompaña. Es importante empezar a esquiar temprano ya que durante esas horas la nieve roza niveles excelentes de calidad.

El glaciar Folgefonna alberga la estación de esquí Fonna y se encuentra muy cerca de Bergen. Su punto más elevado de la estación está a 1.450 metros sobre el nivel del mar, consiguiendo unas vistas panorámicas del glaciar y las montañas que lo protegen de impresión. Además de las pistas de esquí alpino, también cuenta con otras para la práctica del esquí de fondo.
 

Svarttinden, Gimsøy, Lofoten © Kristin Folsland Olsen

Esquí y navegación

El esquí y la navegación es una actividad que aúna la práctica del esquí de travesía y la navegación. El barco es el campo-base de la actividad y se utiliza como medio de transporte y lugar donde descansar, aunque también se puede ofrecer el alojamiento en hoteles. El barco lleva al esquiador hasta el punto de partida de la actividad, navegando por dramáticos paisajes naturales. Al finalizar, el barco recoge a los esquiadores en el lado opuesto del fiordo.


Fuente y fotos: Visit Norway

Texto y fotos: Editorial Viajeros

Cinco montañeros ciegos o con discapacidad visual grave han emprendido del 1 al 5 de junio uno de los mayores retos de su vida, han formado parte de la primera expedición adaptada a nivel mundial al monte más alto de Noruega. Esta ascensión ha sido la culminación del Curso Superior de Montañismo para Ciegos y Adaptado de la Fundación UNED.

Texto y fotos: Pepa García

La propuesta que os sugerimos para estos meses calurosos es dejar por unos días la sombrilla y el ventilador para hacer otras cosas, como por ejemplo volar a Oslo. En solo tres días podréis disfrutar de un viaje exprés a Oslo e, incluso, con un par de días más hacer alguna extensión para conocer el paisaje montañoso de los fiordos.

Más experiencias seleccionadas para ti