Inspiración

"Estos óleos que nos ocupan nos pueden ser de gran ayuda en los viajes, no sólo en los virtuales o espirituales, sino en aquellos que exigen un traslado físico. Hay personas que sufren especialmente en los trayectos de determinadas dolencias como puede ser el oído durante despegues y aterrizajes. En estos casos, es aconsejable inhalar un poco de aceite de eucalipto".

Dormiremos en cuevas, cataremos el cardo rojo, pasearemos por un paraje que te lleva de la Luna a Marte, descubriremos como 30 hermanas han rehabilitado un monasterio y espiaremos a Tudela gracias a un sistema de lentes escondido en una atalaya medieval. ¿Surrealista? No, es la Ribera Navarra, tan singular como sorprendente.

Páginas