Reportajes anteriores

Cuatro coquetos pueblos de Costa Daurada influyeron de manera muy significativa en la personalidad y obra de otros tantos genios de talla mundial. Hablamos de Gaudí, Miró, Pau Casals y Picasso, figuras indiscutibles del panorama cultural del siglo pasado –y seguramente de los venideros– que encontraron en estos enclaves a sus respectivas musas.
Además de playa, que está muy bien, Tenerife ofrece a los visitantes más inquietos planes para no parar en una semana: enoturismo, rutas a pie por volcanes y barrancos, bicicleta de montaña, kayak de mar, observación de estrellas, avistamiento de cetáceos...
La costa de Punta Cana, uno de los lugares idóneos para disfrutar del sol y la playa, impresiona con una completa oferta turística, donde no faltan campos de golf, navegación fluvial, cultura popular e, incluso, vuelos en helicóptero e interacción con delfines.
¡Qué excesiva eres, bonita! Se lo hemos oído decir a un grupo de amigos paseando por el puerto de la ciudad. Y ese apelativo, pero despojándolo de todo atisbo peyorativo, se lo aplicamos nosotros a Ibiza. La luz, la pasión, el silencio, el gozo, la felicidad... todo parece superlativo por estas latitudes del Mediterráneo.
Como pequeños remansos en la jungla de asfalto se presentan las terrazas veraniegas, dispuestas a apagar la sed, aplacar el calor y servir de punto de reunión de los peregrinos nocturnos. Las hay con vistas, con jardín, en torno a piscinas, con música en directo y gente guapa e, incluso, de temática zen. ¿Practicamos Turismo de terrazas?
Barcelona es una ciudad soberbia tanto si la contemplas a pie de calle como si lo haces desde las alturas. La capital catalana mira al cielo sin pudor desde innumerables localizaciones, pero hay dos de ellas que juegan un papel importante en la temporada estival, el sugerente nombre de Sky Bar ya nos comienza a dar una pista.
El verano en Sevilla no solo es una maravilla cuando cae el sol, sino que ofrece la oportunidad de sentarse al fresco rodeado de flores aromáticas como el jazmín, el azahar o la madreselva. Una de las propuestas que más nos ha seducido en esta ciudad andaluza es la del hotel Barceló Renacimiento.
En la provincia de Valladolid han coincidido felizmente en el tiempo un grupo de jóvenes emprendedores que están consiguiendo aunar la tradición y la innovación culinaria y gastronómica mas allá de los límites que el tamaño y la densidad de las poblaciones donde ubican sus negocios pudieran aconsejar.
El menú en las Rías Baixas ha sido sencillo; como aperitivo, una estancia en la Isla de La Toja; de primer plato, excursión por la ría de Arousa hasta la isla de Sálvora y, de postre, una visita a las bodegas de albariño de Pazo Baión. Si te quedas con apetito, no dejes de visitar el monasterio cisterciense de Armenteira. Comenzamos la degustación.
Existen destinos que siempre funcionan bien a nivel turístico y Roma es uno de ellos. La primera vez que pisas esta ciudad te sientes abrumado y empequeñecido ante su monumentalidad; se cumple al cien por cien la tan manida expresión de museo al aire libre. Y si decides visitar Roma necesitarás alojamiento, te recomendamos uno que cumple "la triple B" (bueno, bonito y barato)

Páginas