Reportajes anteriores

La costa gaditana se enorgullece de su luz, una claridad sin límites que se multiplica por la blancura de sus fachadas y en la sonrisa afable de propios y extraños, que contagiados de esta sana locura se niegan a abandonar estos lares. Recorremos Cádiz, Chiclana, Conil, Vejer, Zahara de los Atunes, Tarifa...
De estas montañas del noroeste de Almería salió el mármol de la Alhambra y el de la Mezquita. Al sur, el desierto de Tabernas, escenario de cien westerns. Al norte, el valle del Almanzora y sus blancos pueblos de estirpe morisca: Serón, Bacares, Bayarque... Hay una vía verde por donde anduvo un tren minero y un telescopio en la cima, el mayor de Europa.
Las murallas de Segovia circundan un mundo de cuento. El Alcázar y el Acueducto, como protagonistas, y decenas de otros edificios medievales conforman la panorámica del casco histórico, por donde tantos reyes se han paseado. Más abajo y rodeándolo, los ríos Eresma y Clamores dan forma a uno de los recorridos más evocadores a la sombra de los árboles.
Desde el hielo de los últimos glaciares ibéricos hasta la dulzura plateada del olivo: La Ribagorza, un país donde el tiempo y el sol, para acoger al viajero, se detienen en los muros de las fortalezas y de las iglesias olvidadas entre gargantas por donde corren las aguas que vienen de las nieves.
Hemos decidido erigirnos en jueces de un hipótetico concurso que premia la innovación ya que nos ha resultado particularmente interesante un nuevo producto denominado My life saving. ¿Lo conoces?

Hablar de Meknés es hablar de Mulay Ismail, del que se ha escrito extensamente, confundiendo a veces leyenda y realidad. Bajo su reinado, Marruecos vivió su última edad de oro, gracias a un poderoso ejército y al espíritu guerrero de este sultán. También os descubrimos los secretos de Ifrane y Volúbilis.

Marruecos, de Fez a Ifrane, un homenaje a los sentidos. Medinas, madrazas, puertas y murallas; curtidores, mercados de lana y trabajadores del latón; tajín y cuscús exquisitos; alojarse conviviendo con familias bereberes o en antiguos palacios hoy reconvertidos; antiguas juderías y vestigios romanos; campos de olivos, viñedos, cascadas y bosques de cedros…
Nos hemos desplazado a la Costa Brava para averiguar qué se cuece por el Ampurdán. Hemos hallado ciudades greco-romanas, poblados ibéricos, villas medievales, parques naturales, paisajes que sedujeron al gran Dalí y una cultura gastronómica que merece una escapada ex profeso. Viajamos por el Ampurdán con más sabor...
Hay lugares que tienen el listón muy alto para continuar sorprendiendo. A Córdoba le pasa algo de eso. La ciudad ha conservado edificios apabullantes y rincones que transportan a otra época. Por algo es Patrimonio de la Humanidad. Pero no se conforma con vivir de las rentas y sigue creando maravillas para el disfrute de todos.
A los que tengan ganas de salir del entorno urbanita les proponemos una ruta por el Pirineo de Lleida, un destino considerado el paraíso del esquí y de los deportes de aventura, donde el medio se ofrece en su estado más puro. La estrella es el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.

Páginas