Guanajuato_Vive_Grandes_Historias

Textos y fotos Editorial Viajeros
Categoría
Compartir

El cerezo en flor de la Ribera del Duero

Hoy viajamos hasta el corazón de la Ribera del Duero para presentaros a Sakura. Un vino de autor muy especial, elaborado de una forma única, con una partida muy pequeña de uva tempranillo de viñedos exclusivos. Conservado durante ocho meses en una única barrica de la que han salido exclusivamente 150 botellas en tamaño magnum.

En forma de regalo, o simplemente para compartir algo especial, Sakura será un gran acierto para cualquier momento, y se convierte en el protagonista de nuestra propuesta para estas fechas que se aproximan. 

la historia de su nombre

En Japón se denomina sakura al cerezo en flor japonés. El cerezo florece durante la primavera, especialmente en abril, decorando los parques con su apariencia de nubes rosadas y blancas. Sakura simboliza la belleza de la naturaleza y el valor que la fugacidad de la existencia otorga a la vida. En primavera florece el cerezo en Japón y entonces allí se realiza el festival del hanami en honor a sakura, puesto que es una de las flores más significativas de la cultura japonesa. Durante el hanami familiares y amigos se reúnen en los parques bajo la sombra de los cerezos y, a modo de picnic, comparten alimentos mientras celebran la aparición de las flores. En estas reuniones los japoneses se juntan para reflexionar sobre la naturaleza efímera de la vida y la mortalidad, pues la breve vida de las flores de cerezos les recuerda esta realidad.

El nombre lo ha escogido Thémera porque se identifica muy bien con la personalidad de este vino; belleza, naturaleza, fugacidad, algo único, provoca reunión, invita a compartir,…

la elaboración de sakura

De una forma muy artesanal, con una partida tan pequeña de uva que tan sólo ocupó una cuba de 500 litros. Esa uva tempranillo -recogida en vendimia de 2019 en viñedos de Nava de Roa (Burgos)- se prensó de forma manual en la propia cuba. Después, se pasó directamente a barrica, donde tuvo lugar la fermentación maloláctica. Al terminar este proceso se trasegó a una barrica nueva de roble francés, donde ha permanecido ocho meses. Es destacable, por tanto, que todo el proceso de elaboración de Sakura se ha basado en el contacto con la madera. Además, ha reposado en botella dos meses antes de comercializarse. En total, Sakura by Thémera ha tenido diez meses de crianza.

Un excelente vino protegido por una caja de alta calidad con un diseño exclusivo y original que representa el origen de su nombre.

No te preocupes, si aún necesitas una excusa, nosotros te la damos... ¿No crees que son unas buenas fechas para compartir algo único con alguien especial?

Más experiencias seleccionadas para ti