Textos y fotos Editorial Viajeros
Categoría
Compartir

ALEMANIA. Ruta de los cuentos

Érase una vez... así empiezan muchos cuentos pero no todos, ni mucho menos, los itinerarios turísticos. En la Ruta de los cuentos de hadas, en Alemania, en cambio, sí que es así, permitiendo a los visitantes convertirse en verdaderos protagonistas de fábulas conocidas por todos.

Ofrece arte, museos e historia, pero también ciudades medievales, castillos y cuevas. Además, la diversión es aún mayor cuando se coincide con alguno de los festivales, eventos o jornadas que tendrán lugar en los próximos meses.


Un gran itinerario

Siguiendo las huellas de los famosos hermanos Grimm, la ruta abarca 600 km. Parte de Hanau (cerca de Frankfurt) y finaliza en Bremen, casi en el otro extremo de Alemania. Por tanto, normalmente no es factible recorrerla en su totalidad. Mejor será centrarnos en alguno de sus tramos y dejar que la imaginación haga su trabajo. Cerremos los ojos, ¿somos ya capaces de ver a Caperucita Roja, al Flautista de Hamelín o a la Cenicienta?


Vivir los cuentos

Para soñar despiertos podemos anotar algunos de los puntos más interesantes del itinerario. Entre ellos: Hamelin, Hofgeismar y su Castillo de Sababurg, Trendelburg, Polle y otros que comentamos a continuación.

En Hanau, el lugar de nacimiento de los famosos escritores, tendrá lugar (del 1 de mayo al 1 de julio) el Festival de Cuentos de los Hermanos Grimm. Steinau, por su parte, es el enclave donde los literatos pasaron su infancia, por lo que no es de extrañar que les marcara para toda la vida. Allí, se va a poder disfrutar de un festival de marionetas que promete ser divertido. 
Un gran legado

Kassel es considerada, por muchos, la capital de este viaje tan singular. Uno de sus atractivos es el Museo de los Hermanos Grimm que se situa en el Palacio Bellevue. Este será el escenario de la presentación del legado documental (declarado Patrimonio de la Humanidad) de estos genios alemanes. Dicha colección incluye, entre otros tesoros, ejemplares manuscritos de los famosos cuentos. Y, allí, podremos rememorar muchas de las historias que nos hicieron soñar de niños.


 

Texto y fotos: Pedro Grifol

En coche, y por etapas. Esa es la mejor manera de recorrer la región alemana de los valles del Rin y del Mosela. En este periplo podemos emplear desde una semana hasta un mes… Y aunque las carreteras alemanas ofrecen la posibilidad de pisar el acelerador con brío, un viaje de placer no es eso…

Texto y fotos: Jordi Jofré y O.T. Alemania

Tras recorrer el coqueto casco histórico de Meersburg, donde habíamos conocido a la dueña de un castillo del siglo VII, el sol se despidió con unos poderosos haces que parecían marcar el camino del único velero que se divisaba en la inmensidad de las aguas del Lago Constanza, el tercer enclave lacustre más grande de Europa.

Más experiencias seleccionadas para ti