Textos y fotosJoan Camps Morla (Menorca)
Compartir

PLOVDIV, HISTORIA DE EUROPA

La segunda mayor ciudad de Bulgaria, y Patrimonio de la Humanidad desde 2004, ha sido designada Capital de la Cultura Europea para el 2019. Por esta razón, entre otras, visité hace unos días ésta histórica ciudad, una de las cunas de la civilización europea.

Situada entre colinas

Y al lado del río Maritsa, sus primeros moradores fueron los tracios algunos milenios a.c., pero en la cual también pasaron griegos, romanos, eslavos, bizantinos, musulmanes y soviéticos, dejando todos su impronta aún visible en la actualidad.

A simple vista, resulta ser un vetusto asentamiento multicultural, donde sobretodo en su casco histórico podemos apreciar las distintas huellas que han ido dejando sus conquistadores. Actualmente, es una moderna ciudad comercial que ha sabido convivir con su esplendorosa y cambiante historia, sabiéndose reinventar y adaptándose a los vaivenes históricos que en ella se han ido sucediendo.

La parte histórica

Formada por el barrio antiguo, que se asienta sobre la colina Nebet Tepe, donde se localizan las ruinas de una antigua ciudadela y desde donde se divisa gran parte de la ciudad. El barrio más antiguo está repleto de antiguas casas que datan de la época del Resurgimiento nacional búlgaro que se propagó durante los siglos XVIII y XIX, y en el que los grandes mercaderes se construyeron imponentes casas de madera con grandes jardines. Existen más de un centenar de casas catalogadas, que en los últimos años se han estado reformando para devolverle el esplendor de antaño. Las calles empinadas y empedradas de este barrio, que más parecen de un apacible pueblo resultan muy agradables para el paseante. También, encontraremos un par de iglesias ortodoxas siguiendo el mismo y particular estilo arquitectónico.

En el extremo sur de la ciudad vieja se encuentra el monumento más destacado de la ciudad, el Teatro romano; un bellísimo anfiteatro de mármol que actualmente sirve de escenario lírico al aire libre en la cálidas noches estivales.

CASA DEL CASCO ANTIGUO

Kapana, el barrio de moda de la ciudad

Al lado oeste de la ciudad antigua, se localiza Kapana, el barrio peatonal y de moda de la ciudad, donde se puede apreciar el Plovdiv más joven, repleto de bares, restaurantes, tiendas alternativas y galerías de arte. El barrio comienza en la plaza central de Dzhumaya, donde se encuentra la oriental Mezquita del mismo nombre y justo a sus pies, los restos del antiguo Estadio Romano, donde también hoy en día se celebran conciertos y en el que la gente se ubica en la antigua grada del estadio o en la terraza superior que forma la plaza nueva construida encima del patrimonial estadio.

En la misma plaza, desemboca la calle comercial Kniaz Aleksander I, arteria peatonal donde la gente pasea, degusta un helado o hace las compras en las boutiques más elegantes. Ésta vía llega hasta la grandiosa plaza Stephan Stambolov, donde en sus proximidades se encuentran el antiguo Odeón, el pulcro Ayuntamiento municipal, la soviética y mastodóntica oficina postal y los bonitos jardines del Zar Simeón con sus divertidas fuentes musicales, que da inicio al ensanche de finales del siglo XIX y que sus lánguidas calles llegan hasta la Estación central del ferrocarril.

BARRIO DE KAPANA

De éste modo, comentar que Plovdiv bien merece una visita, ya que nos encontraremos una ciudad aún con poco turismo pero muy vivaz, que desde su historia y sus amables gentes vislumbra un futuro muy prometedor, y que a partir del 2019 volverá a ser protagonista.

Texto y fotos: Manuel Alonso (Guadalajara)

Estas vacaciones nos vamos a ir al pueblo con la familia pero el año pasado hicimos algo diferente y nos gustaría compartirlo con vosotros. Estuvimos recorriendo varios sitios de Galicia pero lo que más nos gustó de todo fue Baiona y las Islas Cíes. Memorable.

Texto y fotos: Xesca Domenge (Barcelona)

En nuestro último viaje nos fuimos hasta Fez, antigua ciudad imperial de Marruecos. Situada en el centro del país, en una llanura entre la cordillera del Atlas y el mar Mediterráneo, se extiende esta vetusta ciudad. Sus ciudadanos viven como hace más de mil años, resulta espectacular la atmósfera que se respira en el interior de las tortuosas callejuelas de su medina.

Más experiencias seleccionadas para ti