Guanajuato_Vive_Grandes_Historias

Categoría
Compartir

¿Conoces el Geoparque de Villuercas Ibores Jara?

El Geoparque de Villuercas Ibores Jara, bajo el lema “Donde las rocas viven”, ha puesto en marcha una serie de actividades enfocadas a que los visitantes aprendan y disfruten de la importancia del patrimonio geológico, histórico y natural de esta comarca cacereña.


El Geoparque de Villuercas Ibores Jara, bajo el lema “Donde las rocas viven”, ha puesto en marcha una serie de actividades enfocadas a que los visitantes aprendan y disfruten de la importancia del patrimonio geológico, histórico y natural de esta comarca cacereña.

Revista Viajeros (edición digital mayo 2013)

La definición de Geoturismo se adoptó en 2011, tal y como recoge la revista National Geographic. Para los geoparques, como el de Villuercas Ibores Jara, es una herramienta para conseguir que estos territorios logren evolucionar económicamente gracias a una actividad sostenible en el tiempo que permita, además, conservar todo su patrimonio. Cuando nos referimos a patrimonio, no nos referimos sólo al patrimonio geológico, sino al cultural, natural, social…

El Geoparque de Villuercas Ibores Jara ha sido el octavo y último geoparque español en entrar en la Red Europea y Red Mundial de Geoparques –actualmente hay otros dos territorios que han presentado su candidatura–. Está rodeado por sitios tan conocidos como Monfragüe, que geológicamente pertenece al mismo macizo montañoso que Las Villuercas, o el valle del Jerte.  Como ellos, tiene una riqueza natural inmensa, que le ha permitido ser considerado geoparque, posee lugares para observar aves y un importante patrimonio cultural e histórico.

Muy cerca de Guadalupe (Monasterio de Guadalupe en la imagen de Arr. Izq.), que es el centro histórico de la zona, se encuentra la Granja de Mirabel (imagen Arr. Dcha.), un palacete –hoy en manos privadas-, al que Isabel La Católica acudía para descansar y al que llamaba “mi paraíso”. Casualmente, en el propio geoparque, quizá camino de Mirabel, murió hace ahora casi 500 años Fernando el Católico.

Como en todas las escapadas turísticas, también queremos destacar el apartado gastronómico, que en Extremadura es abundante y exquisita. Destacan las denominaciones de origen de Queso de los Ibores y la miel de Villuercas-Ibores.


El número de senderos, itinerarios y rutas cargadas de historias es casi ilimitado, muchos de ellos están señalizados pero el proyecto es que lo estén en su totalidad para que sean recorridos sin dificultad. Esta es la semana idónea para conocer de primera mano esta maravilla de la Naturaleza ya que nos encontramos dentro del período de celebración de la Semana Europea de los Geoparques. Entre el 24 de mayo y el 2 de junio tienen lugar una serie de actividades y rutas guiadas.

Algunos itinerarios geológicos para conocer el Geoparque Villuercas Ibores Jara


Risco de la Villuerca

Ruta con inicio en Guadalupe que permite visitar la ermita del Humilladero, Minas del Arca del Agua, Pozo de la Nieve, Nacimiento del Río Almonte y el Risco de la Villuerca; el más alto del Geoparque (1601 m) y el mejor punto de observación geológica del mismo. La ruta permite apreciar las formaciones del Sinclinal del Viejas y los Anticlinales del Almonte y del Ibor-Guadalupe; así como otros geositios: las Rañas de Cañamero y Alía, la Sierra de la Madrila o el Valle del Guadalupejo.

Del Almonte a Berzocana

Ruta con inicio en el mirador de las apreturas del Almonte y continuidad en Cabañas del Castillo para visitar los restos de su fortaleza; una buena atalaya para observar el relieve apalachense del Geoparque enmarcado aquí por el Sinclinal de Sta. Lucía. La ruta continúa hacia Solana, pasa bajo el impresionante Cancho del Reloj, y finaliza visitando los abrigos con pinturas rupestres de los Canchos de las Sábanas y el Centro de Interpretación de la Arqueología Comarcal en Berzocana.

Por el Ruecas

Desde la Raña de Cañamero hasta el puerto de Puertollano para observar la falla homónima, y a través del Desfiladero del Ruecas continuar el recorrido hasta Cañamero para visitar el Centro de Visitantes del Geoparque y ascender hasta la cima de Risco Gordo para observar el relieve villuerquino. La carretera vieja de Berzocana nos llevará al Centro de Interpretación de la ZEPA Villuercas y Valle del Guadarranque, y finalmente a la Sierra de la Madrila, rica en crucianas.

La Calera y Guadarranque

Comienzo en La Calera visitando los antiguos hornos de cal y su Centro de Interpretación. Desde aquí a Alía para tomar el Cordel de Merinas hacia el este, hasta el mirador del Estrecho de la Peña Amarilla, donde observaremos este abrupto desfiladero y su yacimiento de crucianas. La pista que recorre el sinclinal del Guadarranque nos llevará hasta Navatrasierra, un trayecto a lo largo del cual se pueden observar trilobites y visitar la lorera de la Trucha.

Por el Ibor

Inicio en la Raña de las Mesillas para dirigirse hacia Castañar de Ibor pasando por las Pedreras de la Molinera. Justo antes de la entrada a esta localidad está el desvío hacia la Cueva de Castañar y su Centro de Interpretación. Al otro extremo del pueblo comienza la ruta de la Chorrera de Calabazas, a la que se accede por los castaños homónimos. Finalmente nos dirigimos a Navalvillar de Ibor para observar el Yacimiento de Magnesitas y el Anticlinal del Río Ibor-Guadalupe.

La Jara

Comienzo en Peraleda de San Román con dos recorridos: el primero hacia el valle del Gualija para observar los imponentes canchos del Vadillo, y el segundo hacia el Cancho Castillo; un enorme bolo granítico usado como santuario de grabados rupestres desde la prehistoria. La ruta continúa hacia Garvín, Valdelacasa de Tajo, Villar del Pedroso y su Centro de Interpretación del Carnaval de Ánimas. Por último, desde el puente del Arzobispo, en el río Tajo, se accede al Desfiladero del Pedroso y la fortaleza de Castros.

Paisajes Peregrinos

La ruta comienza en Guadalupe para subir al Humilladero, descender por el valle del Ibor y dirigirse hasta el Hospital del Obispo, ascendiendo previamente al Risco Carbonero, una de las cumbres más altas del Geoparque. Llegados al valle del Hospital del Obispo se localizan las zonas de turberas y más adelante el Cancho del Ataque. La vuelta se puede realizar volviendo sobre nuestros pasos o tomando la pista de tierra que lleva hasta La Calera, y de allí a Guadalupe.

Minería en Logrosán

Se trata de conocer el pasado minero de la localidad, visitando el Museo de Logrosán y el Centro de Interpretación de la Mina Costanaza, donde además se puede visitar un tramo del interior de la mina de fosforita. El itinerario se puede completar subiendo al Cerro de San Cristóbal, cuyo yacimiento de cristales de casiterita ha sido explotado desde la antigüedad. Este batolito granítico aislado ofrece además unas buenas vistas de la penillanura pizarrosa y el bloque elevado de Garciáz.


También te puede interesar:

Ruta del vino Ribera del Duero con niños. "La Ruta del Vino Ribera del Duero también se puede disfrutar en familia. La ampliación de las actividades enoturísticas –y de otras paralelas relacionadas con el Arte, la Cultura y la Naturaleza– posibilitan el disfrute de cada uno de los miembros del grupo por igual".

Más experiencias seleccionadas para ti