Textos y fotos Editorial Viajeros
Categoría
Compartir

ANDORRA. Disfrutar de la nieve en familia

El Principado de Andorra es un destino idóneo para disfrutar de la nieve en familia. Entre los muchos planes que se pueden realizar con los niños os sugerimos tres donde se ofrecen actividades especiales para ellos: el mushing, en Grandvalira; el Tobotronc, en Naturlandia y el jump, en Vallnord.

Primer plan. Grandvalira

Grandvalira es la estación más grande del sur de Europa, con 210 km esquiables, y una de las más familiares gracias a la variada oferta de actividades y servicios para los más pequeños. Un propuesta para disfrutar con ellos es vivir la experiencia Imaginarium, una de las novedades de esta temporada. Se trata de un espacio situado en el sector Grau Roig que ofrece a los pequeños la posibilidad de aprender a esquiar u otros entretenimientos como la construcción de iglús o las salidas con raquetas de nieve.
Otra opción es el mushing, que son rutas que se llevan a cabo con perros por caminos nevados y bosques, entre los sectores de El Tarter y Grau Roig, y permite acceder a lugares de la estación de singular belleza.

La estación andorrana ofrece la posibilidad de vivir una auténtica experiencia esquimal en el Iglú-Hotel Grandvalira, que se encuentra a 2.350 metros de altura preparado y decorado de una forma muy especial. Un modo distinto y divertido de vivir las vacaciones.

Segundo plan. Naturlandia

Naturlandia  es el parque de aventuras por excelencia del Principado. Situado en Sant Julià de Lòria, cuenta con una zona muy especial: el Parque Inuit, donde los más jóvenes pueden practicar un conjunto de actividades en una zona cerrada de más de 2.000 m2, con total seguridad. Algunas de ellas son la orientación, la iniciación al esquí de fondo, la torre panorámica con tobogán cerrado y los descensos con colchones.

Otro de sus atractivos lúdicos es el tobogán alpino más largo del mundo, con 5,3 km de recorrido. El Tobotronc propone un viaje para conocer la naturaleza de La Rabassa sentados en un cómodo trineo biplaza que se puede controlar en todo momento.
Para descansar nada mejor que el cercano hotel Coma Bella, recientemente renovado. Un alojamiento económico, alejado del bullicio, con amplios jardines y en pleno corazón de la naturaleza.


Tercer plan. Vallnord

La estación andorrana de Vallnord  es un lugar ideal para aprender a esquiar. Los niños pueden iniciarse en los parques de nieve repartidos en los tres sectores (Arinsal, Pal y Arcalís) o en las pistas de debutantes, entre las que destaca la Megaverde de Arcalís, la más larga del país (con casi 8 km) para aprender y divertirse. Además, cuenta con dos parques infantiles, el Family Park de Arcalís y el Pedres Blanques II de Pal.

Otras sugerencias que se pueden tener en cuenta en Vallnord, sobretodo en los sectores de Pal y Arinsal, son el descenso en trineo, el snow snake (trineos enganchados en fila india de hasta seis) y saltos en Jump.

Pero si lo tuyo son las motos de nieve, en Andorra puedes encontrar infinidad de experiencias en esta modalidad.

Y para dormir con todas las comodidades sólo hay que desplazarse a Andorra la Vella donde se encuentra el Andorra Park Hotel, un 5 estrellas con spa y amplia zona infantil situado en una zona residencial.



 

Más experiencias seleccionadas para ti