Cuba

La Feria internacional del Libro de La Habana, uno de los eventos culturales más significativos del calendario anual de la Isla, se convierte en una verdadera fiesta para la familia cubana y para los visitantes que por esos días llegan a la Mayor de las Antillas.

Entre montañas, y a orillas de un gran lago, el hotel Hanabanilla es esa combinación perfecta de paisaje, leyendas y los tesoros más autóctonos de la región central de Cuba. Una tentación única que invita a preparar maletas sin pensarlo dos veces.

 

La división hotelera de Globalia, "Be Live", ha sumado tres nuevos establecimientos en Cuba, con lo que dispondrá de un total de siete en la Isla.

Cuenta el historiador de la primera villa fundada en Cuba, Alejandro Hartmann, que “la ciudad tiene cinco mentiras: el Yunque que no es de hierro, al río Miel que no es dulce, la Bella Durmiente que no es mujer, las Tetas de Santa Teresa que no son senos y La Farola que no alumbra”.

De La Habana siempre se hablará para mencionar al menos dos lugares que nos distinguen. Quienes la conocen insistirán en que para disfrutar de esta capital, hay que tomarse un daiquirí en El Floridita y comer de la buena cocina criolla en La Bodeguita del Medio.

Para disfrutar de Cuba en toda su dimensión el Grupo de Turismo Gaviota ofrece un universo de diversidad y confort en 63 hoteles y villas con más de 27 mil habitaciones –un tercio de la capacidad de alojamiento del país–, en destinos urbanos, cayos paradisíacos o playas en tierra firme y seductores entornos naturales.

Variadas y excitantes excursiones a cayos vírgenes, pesca, observación de estrellas de mar e inmersiones, son otras de las actividades que se ofrecen en este lugar. Esa mezcla de patrimonio y naturaleza salvaje hace de Camagüey un destino turístico prometedor que cautiva al visitante.

Si eres aventurero, Cuba, tierra puramente criolla es un destino con un sinfín de propuestas de naturaleza para ti: senderismo, cicloturismo, paseos a caballo, espeleoturismo, buceo, observación de flora y fauna, safaris fotográficos, trekking... todo ello en singulares parajes donde vivir una experiencia única.

Los cayos e islotes de Jardines del Rey se abren como puertas al paraíso a lo largo del litoral norte cubano. Este onírico lugar, destino ideal para el ocio, aviva sueños, fantasías y deseos de aventuras. Fue Cristóbal Colón quien bautizó esta cayería como archipiélago Jardines del Rey en honor a Fernando el Católico.

El Barrio Chino, en el corazón de La Habana, constituye un portal a la civilización oriental, un rincón de Asia en Cuba, donde la cultura culinaria asiática no tardó en hallar consumidores apasionados. Y entre las tantas propuestas se distingue, por sus sabores, el Restaurante Min Chih Tang, un lugar en el que se mezcla la cocina típica de ese país con modos e ingredientes cubanos e internacionales

Páginas