Compartir

Alternativas al esquí

Hace tiempo que las estaciones de esquí se han convertido en algo más que pistas y remontes. No sólo nos referimos a las nuevas modalidades deportivas asociadas al esquí –como pueden ser el speed riding o el heliesquí–, sino también a otro tipo de actividades que se pueden realizar en los dominios.


Hace tiempo que las estaciones de esquí se han convertido en algo más que pistas y remontes. No sólo nos referimos a las nuevas modalidades deportivas asociadas al esquí –como pueden ser el speed riding o el heliesquí–, sino también a otro tipo de actividades que se pueden realizar en los dominios. Así, es posible encontrar alternativas activas donde la adrenalina también se dispara, otras que te ponen en forma pero que son más tranquilas e, incluso, algunas para el relax y la contemplación. La idea es que nadie se sienta excluido en un viaje de esquí, ya sea con amigos, pareja o en familia. Y para muestra, tres botones. A continuación encontrarás sugerencias para descubrir tres complejos invernales con otros ojos. Que lo disfrutes.

Texto: Revista Viajeros (edición impresa, dic-ene) Fotos: Aramon y Vallnord

Aramon, tan grande y tan diverso

Antes de comenzar, hagamos un pequeño recordatorio. Aramón es un grupo empresarial que gestiona cinco centros invernales: dos en el Sistema Ibérico turolense (Javalambre y Valdelinares) y otros tres en el Pirineo aragonés. Nuestra mirada se va a dirigir a estos últimos, donde descubriremos una gran variedad de actividades.


En Cerler, por ejemplo, es posible disfrutar de una jornada muy divertida gracias a las motos de nieve. Para ello, existe en el sector de Ampriu un circuito de siete kilómetros donde se puede conducir con total seguridad. Pero la cosa no queda ahí. Tras los primeros contactos –con un pequeño cursillo incluido– puedes optar por contratar excursiones por las zonas lindantes a la estación, siempre acompañado de un guía. Incluso se puede practicar esta modalidad por la noche, lo que multiplica las sensaciones. Seguramente durante este paseo te cruces con muchos trabajadores que se esfuerzan para que al día siguiente todo esté en orden.

Aquellos que sientan curiosidad por conocer los entresijos de una estación de esquí pueden decantarse por el Safari nocturno, una actividad en la que los visitantes descubren todos estos secretos montados en una máquina pisapistas especialmente adaptada. Durante el recorrido se realizan varias paradas y se finaliza en el restaurante Ampriu donde, mientras se degusta una sabrosa cena, se puede comentar todo lo aprendido.


Formigal, por su parte, ofrece también un buen puñado de opciones complementarias. Es posible cambiar los esquís o la tabla por una bicicleta de nieve. Se trata de una experiencia sencilla y realmente amena que satisface a aquellos que sufren con los descensos demasiado complicados.


Y para finalizar con este grupo invernal, recordar que Panticosa es seguramente la mejor opción para las familias. Así lo demuestran sus packs específicos –donde, aparte de precios interesantes, Imaginarium ofrece divertidos programas como el Adventure slope –descensos en donuts, en snow bike y en trineos familiares e individuales– o su jardín de nieve para el cuidado de los más pequeños.

La originalidad de Vallnord

Viajamos ahora hasta Andorra, concretamente a Vallnord, para recordar qué es lo que nos ofrecen nuestros vecinos en cuanto al entretenimiento complementario. Entre otras cosas, podemos hablar de submarinismo bajo el hielo. Los que quieran bautizarse, deberán acudir al estanque de La Canaleta del sector Arcalís, un embalse semiartificial que permite sumergirse tanto de día como de noche. Y para aquellos que ya cuenten con experiencia, su lugar son los lagos de Tristaina. Situados, ni más ni menos, a 2.300 metros de altura, permiten descubrir las formaciones rocosas y su biodiversidad a 25 metros de profundidad.


Si lo tuyo no es el neopreno ni las botellas de oxígeno y eres un amante de los coches, también encontrarás opciones a tu gusto. Vallnord y Mercedes-Benz vuelven a organizar, por segundo año consecutivo, el circuito 4MATIC. Se trata de una pista que permite aprender a conducir en condiciones adversas mientras se prueban los últimos modelos de la marca alemana.


Quizá pienses que son demasiadas emociones juntas y que no estás hecho para tanta adrenalina. No te preocupes, también existen otras maneras de recrearte más tranquilas. Por ejemplo, es posible subirse en el GicaFer, un vehículo oruga que realiza excursiones temáticas para descubrir los bellos parajes de la estación y una de las puestas de sol más espectaculares de los Pirineos. Con este mismo transporte, se accede a El Castellar, una cueva con estalactitas o al restaurante Cheese’s Art donde se sirve una exquisita fondue a 2.200 metros de altura.



La frescura de Sierra Nevada

Sierra Nevada es conocida por sus magníficas instalaciones, por la diversión que rezuma una ciudad como Granada y su gran cantidad de horas de sol. Aparte de esto, es bueno recordar que cuenta con tentaciones muy originales. He aquí un buen anticipo de ellas.


El Mirlo Blanco es un parque de actividades variadas donde se disfruta sin necesidad de ponerse los esquís: tiro con arco, alfombra mágica, pista de hielo ecológico… y, por encima de este sugerente menú, la principal atracción de este complejo, el Trineo ruso, una montaña rusa en la nieve en la que el usuario controla la velocidad de descenso.


Por supuesto, también te esperan las motos de nieve infantiles, los toboganes de la zona de Borreguiles, paseos con raquetas de nieve por la montaña, rutas en máquinas pisapistas que suben hasta el Veleta, a 3.470 metros de altitud, la relajación en el YHi Spa, etc. Además, nos gustaría recordarte dos eventos que pueden ser una buena excusa para decantarse por Sierra Nevada: el World Snow Day –un festival de nieve para las familias que tendrá lugar el 22 de enero– y el Campeonato del Mundo Junior de Snowboard –del 23 al 31 de marzo–.

Trineos, fiestas y enamorados

Como ya hemos dicho, Aramón cuenta con una amplia oferta para todos los gustos. Aparte de lo comentado en el texto, nos gustaría resaltar dos muy amenas y originales.
En Formigal, el tobogganing, aporta sensaciones únicas. Por la noche, uno tiene la oportunidad de deslizarse en un trineo clásico de madera por la pista del Río, de 2,5 kilómetros de longitud y totalmente iluminada. Al finalizar, se cena en la Trattoria Cantal, en pleno corazón de la estación, y para terminar la velada, fiesta en el bar de apresquí Marchica. Todo ello por 41 Euros/ persona.
En Cerler han creado una iniciativa llamada el Telesilla del amor. No es necesario saber esquiar para acceder a él y, después de disfrutar de un agradable paseo por todo lo alto, se llega a Sarrau Beach, una terraza tropical con el Pirineo como telón de fondo.

Más Información

www.aramon.es
www.sierranevada.es
www.andorra.ad
www.vallnord.com
www.atudem.org
www.itsimagical.travel

Más experiencias seleccionadas para ti