Textos y fotos M.A. Díaz de Cerio
Categoría
Compartir

Indonesia (Bali, Lombok y Komodo)

Indonesia suena a destino de lujo, a exotismo, a playas, a exclusividad y hoteles de ensueño. Cuando empiezas a organizar un viaje a este rincón, que se encuentra más allá del sudeste asiático, te das cuenta de que debes organizar muy bien los trayectos de avión pero aún mejor la ruta que quieres seguir.


Indonesia suena a destino de lujo, a exotismo, a playas, a exclusividad y hoteles de ensueño. Cuando empiezas a organizar un viaje a este rincón, que se encuentra más allá del sudeste asiático, te das cuenta de que debes organizar muy bien los trayectos de avión pero aún mejor la ruta que quieres seguir en esta república que comprende más de diecisiete mil islas.

 

Como es nuestra primera experiencia en Indonesia nos hemos decidido por conocer sus principales atractivos y disfrutar, sobre todo, de su cultura y naturaleza. Las escalas básicas en nuestro viaje nos ofrecieron la oportunidad de conocer un poco de Bali, Lombok y Komodo. Una breve reseña sobre sus exponentes más interesantes os ayudarán también a decidir vuestro propio itinerario.
 

1. Museo Blanco. Ubud, isla de Bali

Bali es conocido como tierra de artistas, puede que sea el influjo de la inspiración que aportan estas islas. Una primera toma de contacto con este universo creativo se obtiene en el Museo de Antonio María Blanco, un pintor de origen español- americano. Aunque nació en Filipinas, vivió y trabajó  en Estados Unidos (1912-1999) y se casó con una bailarina balinesa con quien tuvo cuatro hijos. Su obra está inspirada en Paul Gauguin y José Miguel Covarrubias, entre otros artistas. Además, recibió numerosos premios –entre otros el del Arte Crítico en España– y fue condecorado con la Orden de la Cruz del Caballero por el Rey Juan Carlos I. Su obra ha sido apreciada por numerosas personalidades como Ingrid Bergman, Michael Jackson o algunos presidentes de Indonesia, Sukarno y Suharto.


2. Bosque de los Monos (Ubud Monkey Forest). Ubud, isla de Bali

El denominado oficialmente Santuario Sagrado del Bosque de los Monos es, en realidad, un templo hindú dentro de una reserva natural, es una atracción turística muy popular. Está situado en el pueblo de Padangtegal, cuyos residentes lo consideran un importante centro espiritual, económico, educacional y de conservación. Hay tal abundancia de monos que se debe tener mucho cuidado con los objetos personales, especialmente gafas y carteras.

La conservación del área del bosque de los monos sigue los principios hindúes del Tri Hata Karana. Estos tres principios para alcanzar el bienestar físico y espiritual son mantener una relación armoniosa entre los seres humanos, con la naturaleza y con el dios supremo. El parque sirve para mantener plantas necesarias para los ritos hindúes. En las inmediaciones hay mercadillos y calles con tiendas de antigüedades y regalos.

 

3. Templo Pura Besakih. Isla de Bali

Al este de la isla de Bali, en  el pueblo de Besakih, se puede visitar el mayor complejo religioso de la isla, con 32 templos y 6 terrazas en diferentes
alturas. Está ubicado en un enclave espectacular,  en las laderas del monte Agung (a 900 metros de altitud) donde se cree que moran los dioses.  El conjunto se edificó en el siglo XI siguiendo la doctrina del Tri Hita Kirana –o de la armonía del hombre con el hombre, con la naturaleza y con el dios supremo–. Cuando recorres este lugar se pueden observar numerosos fieles llevando ofrendas y con vestimenta colorida acorde a los ritos que van a realizar.

Como curiosidad añadir que Besakih, su nombre, proviene  de la palabra “Basuki”, que deriva de la palabra Wasuki que en el lenguaje sanscrito significa salvación. De hecho, Besuki se refiere al dios dragón “Naga Besukian” que vivía en  en el Gunung Agung, el mayor volcán de Bali.

4. Playas y deportes acuáticos en Bali

Bali, la isla más famosa de Indonesia, ofrece además de danzas, templos hindúes famosos, volcanes y naturaleza exuberante, amplias playas de arena blanca y fina donde se puede practicar todo tipo de deportes acuáticos. Está muy de moda el parasailing, donde, tras colocarte un arnés, te elevan al ser tirado por un barco (pueden ser individuales o dobles).

Es interesante señalar que la playa de Kedonganan, en la península de Tanjung Benoa, se presta a la práctica de todo tipo de servicios  deportivos náuticos  como el indicado anteriormente. La compañía Pandawa Marine Adventures ofrece un buen servicio en moto acuática, viajes en banana, excursiones en barco con fondo de cristal, etc.

 

5. Templo de Uluwatu y danza Kecak. Isla de Bali

El templo “la cabeza de la roca” (Ulu significa cabeza y Watu, roca) está situado  en un acantilado a 70 metros de altura sobre el nivel del mar (del Océano Indico). Fue construido  en el siglo décimo por el guru Hindu Javanes Empu Kuturan. Desde su ubicación se pueden presenciar espectaculares atardeceres o asistir en su anfiteatro a los espectáculos de danza kecak.


Este templo tan especial protege a la isla de los malos espíritus de los diablos. Para ello, se debe vestir adecuadamente con fajas y sarong para protegerse de sus influencias. Si no llevas la indumentaria adecuada la suelen prestar a la entrada. 


6. Taman Narmada, isla de Lombok

Si eres amante de la naturaleza y necesitas un descanso es interesante visitar Taman Narmada, un antiguo parque de recreo de los reyes balineses en la isla de Lombok. Fue construido en el siglo XVIII y recibe este nombre por el río sagrado indio Narmada (la mayoría de la población profesa la religión hindú). Se dice que el rey cuando ya era mayor para ejecutar los rituales de sacrificio en el monte Rinjani, que está a 3.726 metros de altitud, ordenó al arquitecto real acercar el centro ceremonial y hacer un duplicado, así que incluyó también un centro de descanso para el rey. En la actualidad, es un centro de ocio de la población local y extranjera que dispone de tres grandes estanques donde se pueden bañar y  en lo más alto el
templo de Pura Kalasa.

 

7. Playa de Kaliantan, isla de Lombok

Una zona perfecta para practicar surf y otros deportes acuáticos es la playa de Kaliantan, muy de la famosa playa de Kuta. Es un placer pasear también por otras playas de arenas blancas y aguas turquesas que, de momento, no cuentan con la masificación que aportan las zonas hoteleras.

 


8. La danza de los Manggarais, escala en la isla de Flores

Para acceder al Parque Nacional de Komodo es necesario llegar previamente a la isla de Flores, donde se encuentra el nuevo aeropuerto. Para aprovechar esta escala es interesante asistir a un espectáculo de danza ofrecido por alguno de los grupos étnicos que viven allí.  Los más cercanos a la villa pesquera de Labuan Bajo se llaman Manggarais. Nosotros asistimos a una danza tradicional, Caci Melo, que tiene lugar en el pueblo de Melo, y que se suele realizar durante festividades como la recolección del arroz en agosto, la ceremonia de la tierra o, incluso, para probar la fortaleza del hombre en la lucha. La indumentaria de los bailarines consta de máscaras de madera, látigo y escudo de cuero, por parte de uno, y el otro danzante lleva una lanza y un protector. Se mueven al ritmo de tambores, además de golpear con el escudo al oponente a la vez que cantan.

 


9. Dragón de Komodo (Isla de Komodo)

Los amantes de la fauna disfrutarán especialmente en el Parque Nacional de Komodo, patrimonio de la Humanidad, y que comprende varias islas, además de Komodo, como Rinca e islas menores de Gili. En este privilegiado espacio natural vive el dragón de Komodo, el lagarto más grande del mundo. Llega a pesar entre 70 y 100 kg y mide de 2,5 a 3 metros de longitud. Es un animal en peligro de extinción (no llegan a 4.000 ejemplares) y este es el motivo de que se crease el parque nacional.

Son carnívoros y devoran preferentemente ciervos, jabalíes y búfalos; aunque tampoco rechazan a insectos, pájaros o a sus propios congéneres. Matan a sus víctimas por medio de bacterias que les transmiten al morderlas. Las suelen acechar mientras acuden a beber agua, para ello se mimetizan con el terreno.

En el parque se suele pasear siempre acompañado por un guía que porta una especie de horca de madera por si es necesario utilizarla. Disponen de unas poderosas patas con cinco garras afiladas como un cuchillo y una cola que no dudan en utilizar si les atacan.

Aunque este sea por sí solo un motivo de interés para visitar el parque, también se suele realizar alguna ruta de trekking.

 

 


10. Una playa rosada (sin filtros), en la isla de Komodo

Existen pocas postales tan románticas como la que regala la playa de Pantai Merah (o Pink Beach). Imaginad un cielo azul claro, montañas cubiertas por vegetación, acantilados y como colofón aguas turquesas que bañan una ensenada cuya arena es de color rosado. El motivo no es otro que la presencia de unos microscópicos animales llamados Foraminifera que producen un pigmento rojo en los arrecifes de coral (en lengua materna se le llama Playa Roja). Cuando estos pequeños fragmentos de coral rojo se combinan con la arena blanca produce ese delicado color rosa que es visible a lo largo de la línea de la  playa. Con esta sorprendente tonalidad solo existen siete playas en el planeta.

Más información en Wonderful Indonesia

Encontrarás más imágenes de Bali, Lombok y Komodo en el tablero de Viajeros en Pinterest: Viaje a Indonesia.

 

Texto y fotos: Editorial Viajeros

El grupo Cenizaro, tras establecerse con éxito en el océano Indico y en el norte de África, lo intentará en Indonesia en 2017. El nuevo establecimiento, The Residence Bintan, estará situado en la costa este de la Isla Bintan. Este será el quinto resort de The Residence by Cenizaro, junto con los hoteles de Maldivas, Isla Mauricio, Zanzíbar y Túnez.

Más experiencias seleccionadas para ti