Textos y fotos Eva Frutos y Editorial Viajeros
Compartir

Almería. Guía gastronómica

Almería ha reinado como Capital Española de la Gastronomía en 2019. Y con todo el derecho del mundo, porque esta remota ciudad y su provincia albergan delicias para el paladar fuera de serie. ¿El secreto? Aúnan tradición, innovación, productos de calidad y buena nutrición, tanto, que la apuesta gastronómica de Almería para 2020 será ¡la cocina saludable!

la arraigada cultura de la tapa

Las tapas acompañan la bebida en casi todos los establecimientos de Almería. Las hay de cortesía y gourmet. Entre las tradicionales destacan las migas, patatas alioli, pipirrana de pulpo, patatas a lo pobre o bravas, pescaíto frito, ajoblanco, aguja, boquerones fritos o en vinagre, cazón en adobo y gurullos (una pasta local tradicional).

de la tradición...

A finales de noviembre de 2019, en un solemne acto que tuvo lugar en el Teatro Cervantes de Almería se entregaron los VIII Premios Capital Española de la Gastronomía Almería 2019. Cuatro establecimientos del casco antiguo de Almería recibieron, merecidamente, el Premio CEG a la Tradición Gastronómica.

El Quinto Toro (Juan Leal, 6). Taberna típica con más de 70 años de antigüedad, azulejos andaluces, ambientación taurina y cocina de mujeres. Imprescindibles sus patatas con huevo frito y pimentón. También sus albóndigas, fritada de lomo, remojón de San Antón, tomate Raf con melva, pulpo con alioli… y el arroz, con pulpo o costillas.

Taberna Bar Casa Puga (Jovellanos, 7). Centro de la vida social y cofrade almeriense. Inaugurada como posada a finales del s. XIX, es la taberna más antigua de la ciudad y casi de Andalucía. Atesora recuerdos de tiempos pasados, del mundo del cine y la televisión. Hay que probar sus gambas con gabardina, boquerones en adobo, bacalao frito, ensaladilla rusa, pinchos morunos y sus clásicas papas a lo pobre.

Bar Casa Joaquín (Real, 111). Sin pretensiones, pero con calidad excelente: pescado y marisco muy frescos y embutidos sobresalientes, como el jamón de Serón. Estupendas gambas rojas de Garrucha y muy buenas frituras.

Bodega Casa Sevilla (Rueda López, s/n). Muy recomendable su sabroso pulpo seco de Adra a la brasa con patatas gratinadas y muselina de ajo. Berenjenas fritas con miel de caña, como hacen desde finales de los cincuenta. Buenas cocochas de merluza al pilpil, estupendo gallopedro (pescado semigraso) frito, asados de cochinillo y cabrito. Rico ajoblanco y buena bodega.

... a la innovación

Junto a estos establecimientos con casta sobresalen otros más recientes con apuestas muy ricas, novedosas e incluso vanguardistas.

Taberna nuestra tierra (Marín, 16, esquina Jovellanos, 12). Apoyan el movimiento enogastronómico Slow Food: una nueva gastronomía que reflexiona sobre la educación del gusto y el equilibrio con el ecosistema, la defensa de la biodiversidad agroalimentaria y el compromiso ético con los agricultores.

Entre sus tapas destacan: gurullos con jibia del cabo de Gata, olla, mousse de ajocolorao, alpujarreño (patatas a lo pobre, huevo, jamón, chorizo y morcilla), el ovillo de lomos de salmonete con ajoblanco, la presa ibérica con salsa de boletus y ajos negros y las carrilladas ibéricas con salsa mozárabe.

El Jurelico (Jovellanos, 12). Restaurante-bar que abre su carta con tomate de Almería: ensalada de la casa, con ventresca, atún o anchoas, o solo con ajos. De la casa: coquetas de caballa, pavía de bacalao, pisto con bacalao, atún encebollado, calamar rojo en marraná, sublimes boquerones fritos o en adobo, y jamón de castaña. Ofrece, además, toda clase de pescados, carnes y arroces.

El rincón de Basi Centro (General Segura, 12). Taberna-restaurante con gran variedad de tapas inspiradas en la cocina tradicional, pero elaboradas con su carácter y personalidad.

la buena mesa

Existen algunos restaurantes tradicionales, como el de Las Eras (S-N, Paraje Eras, Pago), en Tabernas, regido por el chef Antonio Gázquez, que fusiona la cocina andalusí y la árabe narazí. En él se sirve el tradicional trigo (u olla de trigo), a base de carnes y este cereal. También está la Bodega Las botas (Fructuoso Pérez, 3), un local familiar de ambiente taurino con menús caseros muy logrados.

No faltan profesionales punteros como Yolanda García, que trabajó varios años en el restaurante Alejandro (Roquetas de Mar), conocida como la “chef de las malas hierbas”, por su recuperación de las plantas silvestres como ingrediente en la alta cocina. Y el chef José Álvarez, con una estrella Michelin en 2006, al frente del restaurante La Costa, en El Ejido.

y los incondicionales

La repostería almeriense, que se decanta, sin duda, por el glaseado de merengue. El aceite de oliva virgen extra del desierto de Tabernas, con su máxima cantidad de antioxidantes naturales.

Y los excelentes vinos de la tierra como los de Laujar-Alpujarra, Ribera del Andarax, Desierto de Tabernas y Tierra Norte de Almería.

Texto y fotos: Editorial Viajeros

El litoral de Huelva, Cádiz, Málaga, Granada y Almería continúa esta temporada invadido por esa luz que ha inspirado a artistas y literatos. Esa luz matizada por las nubes acaricia la piel al tiempo que realza el tono amarillento, rojizo y castaño de los bosques. Ha llegado el momento de recorrer Andalucía y de dejarnos sorprender por sus propuestas.

Texto y fotos: Editorial Viajeros

Enclavado en la salvaje costa occidental de Almería, el hotel AR Golf Almerimar nos propone un mundo de exclusivos placeres. Es la opción perfecta para una escapada de descanso, deportiva o en familia. El establecimiento original, de finales de la década de los setenta, ha sido renovado y convertido en un hotel de cinco estrellas.

Más experiencias seleccionadas para ti