Categoría
Compartir

HOTELES. Castilla Termal Monasterio de Valbuena. San Bernardo (Valladolid)

A Estefanía de Armengol, hija de Armengol V y nieta del conde Pedro Ansúrez, le hubiese resultado difícil imaginar cuando fundó el monasterio de Valbuena, en el siglo XII, que hoy día pasearían por sus corredores personas en albornoz y zapatillas. Probablemente, también le hubiese sorprendido comprobar que los nuevos huéspedes, aunque no lleven hábitos, también buscan la desconexión del mundo terrenal.

A Estefanía de Armengol, hija de Armengol V  y nieta del conde Pedro Ansúrez, le hubiese resultado difícil imaginar cuando fundó el monasterio de Valbuena, en el siglo XII, que hoy día pasearían por sus corredores personas en albornoz y zapatillas. Probablemente, también le hubiese sorprendido comprobar que los nuevos huéspedes, aunque no lleven hábitos, también buscan la desconexión del mundo terrenal. 

Este monasterio vallisoletano se ha convertido en el primer balneario de cinco estrellas de La Ribera del Duero. En el conjunto cisterciense, uno de los mejor conservados de Europa, se situaba ya la sede permanente de la Fundación Las Edades del Hombre. Tras las  adaptaciones oportunas llevadas a cabo por Castilla Termal, las estancias corredores, claustros y bodega se han convertido en un atractivo oasis entre viñedos.  La principal apuesta de la cadena  –que ya aplica su filosofía en otros tres hoteles balneario en Olmedo,  Burgo de Osma y Solares– es la recuperación de edificios históricos en entornos de interés cultural o turístico donde el subsuelo sea rico en aguas termales.


Huéspedes privilegiados

Pasear por larguísimos corredores que rezuman historia, contemplar cómo la luz del exterior ilumina los frescos de la capilla o ver las vides desde la terraza, son solo un añadido a las setenta y nueve habitaciones de lujo con las que cuenta. Magníficamente decoradas y con todas las comodidades son el remanso perfecto tras un día de paseo.

 

Relax y más relax

En el balneario tampoco falta de nada: piscinas, zona de contraste y tratamientos ofrecidos por Clarins están a disposición del viajero. Hay que tener en cuenta, además, que el agua termal está indicada especialmente para tratamientos digestivos y metabólicos.

El paladar lo miman en el restaurante El Compás, donde ofrecen cocina tradicional y creativa, elaborada con productos de alta calidad de la zona.  Y, por supuesto, maridada con los mejores vinos. La cafetería La Cilla, los jardines, el claustro... no faltan espacios para relajarse.  La tentación está servida.

Información y Reserva

Castilla Termal Monasterio de Valbuena. San Bernardo
(Valbuena). Valladolid. Tel. 983 683 040 (reservas)

www.castillatermal.com
 

 

Texto y fotos: Editorial Viajeros

Parecerá una ilusión utilizar el agua como fuente de salud, pero si de verdad quiere comprobar la curación, para múltiples dolencias las aguas termales del Balneario Elguea le dan la respuesta. 

Texto y fotos: Editorial Viajeros

Hasta ahora no nos habíamos planteado si las mujeres tienen las mismas necesidades en el alojamiento, cuando viajan, que los hombres. La tendencia hotelera parece demostrarnos que las féminas demandan un producto más especializado y meticuloso que el huésped masculino.

Más experiencias seleccionadas para ti